Ribeira Sacra y Ribeiro, las reservas del minifundio en el mapa vitícola

La explotación media no llega en ambos casos a la media hectárea de superficie


Ribeira Sacra y Ribeiro son dos de las tres denominaciones de origen españolas donde la propiedad del viñedo está más fragmentada. En ambas, la superficie media de las explotaciones ?resultado de dividir la superficie entre el número de viticultores? no llega ni siquiera a media hectárea. Solo hay otra denominación protegida, sobre un total de noventa registradas, que está por debajo de esa media. Se trata de Ycoden-Daute-Isora, en Canarias, con 0,38 hectáreas de media. En este caso, hay 186 viticultores que se reparten las 488 hectáreas acogidas al consejo regulador.

El carácter atípico de Ribeira Sacra y Ribeiro en cuanto a la distribución de la superficie de viñedo queda de relieve en un reciente estudio sobre Modelos productivos de las denominaciones de origen protegidas de vino en España. Los autores, Samuel Esteban y Eugenio Climent, profesores del departamento de Geografía y Ordenación del Territorio de la Universidad de Zaragoza, toman como referencia datos del Ministerio de Agricultura correspondientes al cierre del ejercicio del 2015.

Sin llegar ni de lejos a las magnitudes de La Mancha (163.167 hectáreas y 15.802 viticulturas), las cifras de Ribeira Sacra y Ribeiro son bastante más relevantes que las de Ycoden-Daute-Isora. La denominación de origen con sede en Ribadavia tenía 2.350 hectáreas y 5.784 viticultores en el 2015. Ribeira Sacra, por su parte, contaba entonces con 1.258 hectáreas y 2.674 viticultores. La superficie media de las explotaciones vitícolas se situaba, respectivamente, en 0,41 y 0,47 hectáreas.

Los datos del estudio apenas difieren si se toman como base los datos del pasado ejercicio. En el caso de Ribeira Sacra, las estadísticas más recientes cifran en 1.229 las hectáreas y en 2.937 los viticultores, de lo que se desprende una media de 0,41 hectáreas de superficie media con fecha de 31 de diciembre del 2017.

Según el estudio sobre modelos productivos, la superficie media más alta en el caso de las denominaciones de origen gallegas está en Monterrei, con 1,30 hectáreas. Valdeorras está en 0,80 y Rías Baixas en 0,70.

El modelo francés

El sistema francés de denominaciones de origen resuelve el problema de la diversidad de dimensiones y modelos productivos con una estructura jerárquica. «Están las DOP genéricas, que pueden ser muy extensas, como ocurre, por ejemplo, en Burdeos, que abarca más de 40.000 hectáreas; dentro de ellas se distinguen otras denominaciones, referidas a partes de la misma, como la subregión del Médoc, dentro de las cuales se reconocen a su vez otras menores, como Margaux, con 1.500 hectáreas».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ribeira Sacra y Ribeiro, las reservas del minifundio en el mapa vitícola