Un error al apuntar la matrícula motivó la multa al hombre que tenía su coche en el desguace

Tráfico explica que ya se ha firmado la resolución para anular la sanción


ourense / la voz

Antonio C. F., vecino del barrio de A Ponte, no tendrá que abonar una multa de 500 euros por una sanción impuesta por la Policía Local, y tramitada por la Dirección General de Tráfico, a los dos años de haber llevado su vehículo a un desguace de la ciudad. Según explicaron en Tráfico, ya se ha firmado la resolución por la que se atiende su escrito de alegación y se elimina la multa. En breves días, explican fuentes oficiales, le llegará la notificación a su domicilio y la multa al conductor adecuado.

El error se debió a la hora de tramitar el boletín de denuncia, donde el agente de la Policía Local apunta el número de matrícula. En el proceso de elaboración de la sanción bailó un número y provocó la confusión. En concreto, el conductor denunciado en un control en la calle García Mosquera de la ciudad conducía un vehículo de la marca Rover y no un Citröen Saxo, como el del denunciado por equivocación. Las mismas fuentes detallan que estos errores se dan en ocasiones, toda vez que los agentes de la Policía Local todavía realizan los boletines de denuncia con papel y bolígrafo, y no con PDA o tableta como otros cuerpos policiales o la Guardia Civil de Tráfico. El caso de este vecino del barrio de A Ponte se complicó todavía más, ya que a pesar de realizarse la denuncia por parte de la Policía Local la tramitación de la sanción corrió a cargo de Tráfico. Fuentes oficiales señalan que esto se debe a que las denuncias sobre la ITV, seguro o permiso de conducir son competencia de la DGT. En este caso, la multa era por circular pese a tener la inspección calificada como desfavorable.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un error al apuntar la matrícula motivó la multa al hombre que tenía su coche en el desguace