De paneles y oportunidades


Hubiera sido un buen comienzo para la subcomisión provincial de seguridad vial, que ayer se constituyó en Ourense. Tanto debate y tanta historia en relación con los paneles de inspiración municipal colocados en lugares estratégicos de la capital, como la rotonda del polideportivo de Os Remedios, por donde cada día circulan cientos de coches con conductores más o menos atentos, qué mejor estreno que una declaración formal para poner los puntos sobre las íes. Si hay una comisión de sabios, como la que ayer presidió el subdelegado del gobierno, que ejerza. Vale que no sea ese su papel, pues su muy preciso objetivo, como dice la prosa oficial, es el de profundizar en la materia y planificar acciones específicas conjuntas de educación y formación vial para diferentes colectivos de la provincia. Tal cual. Plausible como parece la iniciativa, a lo mejor es prudente congelar el golpe de palmas hasta comprobar sus resultados, por ejemplo dentro de un año. Hasta entonces, el lector podrá seguir preguntándose cómo va la educación y la seguridad vial, más allá de discursos, fotos y brotes puntuales de preocupación y caras largas, que suelen coincidir con algún siniestro grave o la acumulación de sucesos en poco tiempo y en la misma zona. Encendido como está el nuevo debate en el siempre complejo terreno de la política, el lector tal vez echará de menos un pronunciamiento profesional, desprovisto de apasionamiento e intereses. La realidad se empeña en demostrar que dos segundos de despiste al volante con un teléfono móvil, aparte de tres puntos menos en el carné, puede resultar fatal. Pues eso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

De paneles y oportunidades