El centro para personas discapacitadas contará con 110 plazas en Barrocás

El Concello de Ourense cede la parcela a la Xunta ante el escepticismo de los padres

.

ourense / la voz

La ansiada parcela para que Ourense pueda contar con un centro para personas con discapacidad mayores de 21 años ya está en manos de la Xunta. El alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, y el conselleiro de Política Social, José Manuel Rey Varela, firmaron ayer el convenio de colaboración para regular la transmisión de la titularidad de la finca y la construcción de un centro residencial y de atención diurna para este colectivo. Según figura en el convenio firmado en la consistorial ourensana, el gobierno local cede unos terrenos de casi 5.000 metros cuadrados de uso dotacional público, que están situados en la calle Cesáreo González, en el barrio de Barrocás. El centro, de acuerdo con los planes que maneja la Xunta, ofertará un total de 110 plazas para personas con discapacidad.

El siguiente paso será el de lanzar un concurso de ideas para la redacción del proyecto del nuevo equipamiento para lo que tienen previsto una inversión de cinco millones de euros, repartidos en varias anualidad. «É un paso moi importante, porque responde a unha demanda dos pais das persoas con discapacidade física, psíquica e sensorial, absolutamente fundamentada, e ademais foi aprobado por unanimidade en sesión plenaria». El regidor popular subrayó el esfuerzo del gobierno municipal porque este sea el mandato «máis social da historia da cidade». También destacó el centro intergeneracional que acaba de construir, en terrenos municipales, la Fundación Amancio Ortega en A Farixa.

Por su parte, el conselleiro José Manuel Rey Varela destacó que este año la Xunta dedica una partida de más de 40 millones de euros a políticas sociales en Ourense y avanzó que el centro de menores de Montealegre será un lugar de «referencia», que contará con más educadores de los que tenía antes. De esta manera pretende salir a las críticas de la oposición por la privatización del recinto.

Una firma sin los padres

El alcalde de Ourense pretendía que a la firma del convenio con el titular de Política Social asistieran los padres de los niños con diversidad funcional de la provincia de Ourense. Ellos, sin embargo, declinaron la invitación al entender que no querían que su asistencia se interpretase con la gestión de Rey Varela hasta el momento.

En un comunicado remitido a los medios, desde la plataforma de afectados aseguran que la firma del convenio es un «acto de puro trámite» y lamentan que desde febrero del año 2017 hasta ahora no se dieran más pasos. «Despois dun ano da promesa non temos garantido o número de prazas nin a xestión pública, xa que non temos constancia de ningún tipo de acordo ou resolución da Consellería que faga oficial esa promesa. Necesitamos un compromiso firme de que o que esiximos e para o que se obtiveron 50.000 sinaturas e se mobilizou a provincia vai ser tal e como se prometeu: un centro de atención a persoas con diversidade funcional, de xestión pública, atendido por persoal funcionario e que integre centro residencial, centro de días e zona de respiro familiar, co número de prazas igual que nas outras provincias galegas», concluyen.

En su comparecencia tras la firma del convenio, Pérez Varela reiteró su compromiso con las familias de que el centro será de titularidad pública y estará en esta legislatura. «Iso o sabe todo Ourense», zanjó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El centro para personas discapacitadas contará con 110 plazas en Barrocás