El CHUO destina 1 de cada 4 euros en fármacos a pacientes con cáncer

Los expertos buscan formas de compartir resultados y medir la eficacia de los fármacos


ourense / la voz

Ourense se convierte esta semana en punto de referencia para el mundo de la oncología española y también de la industria farmacéutica y la gestión sanitaria. La ciudad acogerá a un amplio plantel de expertos que se reunirán para analizar la repercusión real de las nuevas terapias para tratar el cáncer, dentro del segundo simposio específico que se organiza a nivel nacional. El objetivo de este encuentro científico multidisciplinar organizado por la Fundación para la Excelencia y la Calidad de la Oncología es encontrar la manera de comprobar la evolución de los pacientes tratados con lo más novedoso que se están incorporando al sistema, pero también testar hasta qué punto los resultados de los ensayos clínicos sobre esos nuevos fármacos tienen la efectividad que aseguran los laboratorios y en qué casos son realmente más eficaces cada uno de ellos.

Jesús García Mata, jefe de Oncología del área sanitaria ourensana y presidente del comité organizador de este congreso, resumía los objetivos en una frase: «No me digas a cuántos pacientes tratas, no me digas qué consumo de recursos hacemos tratando a esos pacientes; dime cuánto viven, a cuántos curas y también si están contentos con tu atención o no. Es decir, háblame de la calidad de vida».

El dilema que se pretende dilucidar es si los resultados de los ensayos, que se realizan sobre un número reducidos de casos, se mantienen cuando se evalúan cientos o miles. «Normalmente las innovaciones terapéuticas que vamos introduciendo en la práctica clínica para tratar a nuestros pacientes han demostrado en un escenario de ensayo que mejoran en algo a lo que teníamos previamente; pero para demostrar el beneficio se utiliza un número reducido de pacientes y, sin embargo, en la práctica clínica tratamos a cientos de miles y a veces millones de pacientes en el mundo con ellos», señala el especialista.

Encontrar la forma de poner en común y evaluar esa cantidad de resultados es clave, según explica, para avanzar en las terapias personalizadas y «para saber cuáles son los logros que estamos obteniendo y realmente cuál es el fármaco más idóneo en cada caso porque hay medicamentos que son mejores que otros y en la práctica los estamos utilizando sin conocer realmente ese factor del nivel de eficacia». explica Jesús García Mata.

Dos mil pacientes anuales

En la provincia ourensana se tratan anualmente en torno a 1.400 pacientes con terapias intravenosas y 500 con tratamientos orales. El coste de estos medicamentos se ha disparado en los últimos años hasta el punto de que, según apunta Belén Padrón, farmacéutica y subdirectora de Procesos Asistenciales de la gerencia ourensana «uno de cada cuatro euros gastados en fármacos a nivel hospitalario se destina a pacientes oncológicos». Este crecimiento del gasto es otro de los aspectos que se pondrá sobre la mesa en el simposio ya que se pretende que el análisis de los resultados de los pacientes tratados no solo ayuden a elegir la mejor terapia para cada caso y proceso oncológico concreto, sino también a fijar el verdadero valor de cada fármaco según sus resultados en una masa crítica suficiente. El objetivo final es optimizar los recursos. «En el futuro no nos vamos a gastar menos en estos pacientes, pero nos lo vamos a gastar mejor», dice Belén Padrón.

El congreso también analizará la plataforma que está poniendo en marcha el Sergas para centralizar toda esa información de resultados en los pacientes tratados con las diversas opciones terapéuticas. El gerente del área sanitaria, Julio García Comesaña, opina que es necesario trabajar la compilación de todos estos datos «porque a información axudará a estar máis seguros de que ese fármaco é o mellor para ese paciente», además de que contrastar la eficacia «poderá axudarnos a plantexar pagar os fármacos en función dos resultados».

«Aquí en Ourense te puedes tratar exactamente igual que en Houston»

Una de las dudas que siempre aparece en el entorno del paciente oncológico es si en su hospital de referencia tiene acceso a los últimos tratamientos en el mercado. «Hoy el acceso a los fármacos es pleno y te puedes tratar aquí igual que en Houston. Y no exagero», matiza la subdirectora de Procesos Asistenciales, Belén Padrón. El jefe del servicio de oncología, Jesús García Mata también es rotundo al respecto: «Aquí los estamos utilizando todos». Mata señala que, aunque el procedimiento de aprobación de un fármaco para su uso es largo «últimamente se va reduciendo porque cada vez se acorta más ese período de prueba debido a la mayor capacidad de hacer estudios y reclutar pacientes en la medida en que colaboramos diferentes hospitales incluso de diferentes países».

Una vez comprobada la eficacia en esos ensayos clínicos, el fármaco debe pasar todavía otros trámites administrativos orientados a obtener la aprobación de las diversas agencias reguladoras del medicamento para que pueda incorporarse a la cartera de servicios en cada país «pero una vez que se prueba su eficacia en los estudios clínicos, si consideramos que es necesario utilizarlos en alguno de nuestros pacientes, ya lo estamos haciendo mediante procedimientos de petición especial», relata Jesús García Mata. Esos trámites permiten que «meses e incluso años antes de su aprobación» para la entrada de forma general en el sistema ya se puedan usar en casos concretos. También existen pacientes ourensanos que tienen acceso incluso antes a esos nuevos tratamientos, formando parte de ensayos clínicos a los que accede el servicio del CHUO.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El CHUO destina 1 de cada 4 euros en fármacos a pacientes con cáncer