Pachi cree que el compromiso de la plantilla salvará al Arenteiro

El capitán de los carballiñeses destaca el apoyo de su numerosa afición


ourense / la voz

A José David García Vázquez lo conocen como Pachi en muchos campos de fútbol de Galicia a sus 27 años recién cumplidos, pero el actual portero del Arenteiro no comenzó a jugar hasta los 16 y lo hizo como lateral derecho, en el Maside. Desde entonces, pasó por las filas de la escuela carballiñesa, el filial del Club Deportivo Ourense en la categoría autonómica y, tras siete años en Espiñedo paladea por primera vez el sabor de la Tercera División. El pasado domingo detuvo un penalti ante el Silva, pero los tres puntos volaron.

«Desde luego, hubiera preferido ganar que detener ese lanzamiento. El tirador se colocó muy escorado y me pareció difícil que me lo cruzara a ese lado. Yo siempre pienso que es mejor lanzarse con toda la confianza cuando te decides por un lado y esta vez tuve suerte de pararlo. La que le faltó al equipo, porque tuvimos cuatro o cinco ocasiones muy claras y ellos poco más que el penalti y su gol», describe con detalle el cancerbero, quien también reconoce los problemas que arrastra su equipo en la definición: «El esfuerzo y el sacrificio no se le pueden negar a esta plantilla, pero nos falta esa pizca de suerte necesaria para transformar nuestras ocasiones, aunque solo sea la que tuvimos en la primera vuelta. A veces es frustrante ver como todo se tuerce, porque te sacan un balón en la línea, resbala un atacante o se nos van oportunidades muy claras».

A pesar de esa secuencia de resultados negativos de los últimos meses, el portero es de los más optimistas en el núcleo del combinado carballiñés: «La implicación de los veinte jugadores y hasta de los juveniles que suben a entrenar con nosotros es total. Y salvo el Compos o el Bergantiños, que son equipos de otra categoría, nadie ha demostrado que sea superior a nosotros. Estoy seguro de que trabajando como lo estamos haciendo seremos equipo de Tercera División en la próxima temporada».

Y con lo que costó devolver al Arenteiro a esas esferas, nadie en la villa está dispuesto a rendirse y menos un motivado Pachi: «Pensé que me iba a costar más asentarme en esta Liga, pero es realmente impresionante poder enfrentarte a delanteros de la talla de Gerardo del Somozas o el brasileño Igor de Souza, que han militado en categorías superiores. Además, nuestro campo es un espectáculo. Algunos de los primeros clasificados no pasan de 200 ó 500 espectadores y nosotros ya teníamos setecientos en partidos de provincial. Ahora nunca bajamos de 700 y pasamos del millar varias veces. El público es exigente, pero sabe lo que podemos dar».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pachi cree que el compromiso de la plantilla salvará al Arenteiro