Llueve sobre mojado


El otro día una de mis hijas me preguntaba qué es el colmo. Al principio solo se me ocurrían chistes para explicárselo aunque no estaba segura de que fuera lo más oportuno. Seguro que muchos los han escuchado o los han contado alguna vez: cuál es el colmo de... Y lo que siga según el caso.

Lo cierto es que pocas horas después me surgía otra manera de desentrañarle esa expresión, la de «ser el colmo», aunque decidí que para ella sería mejor seguir con el método de los chistes. Fue al enterarme de que el temporal había levantado parte de la cubierta de la casa de Patricia Soalleiro. Es una vecina de Melón que hace cinco meses tuvo que salir de su hogar en plena noche, con su familia, porque se lo comían las llamas. El fuego se llevó parte de su vida y ahora, el viento y la lluvia, la han vuelto a poner contra los elementos porque al volar los restos de su casa, a la que aspira a regresar, pueden causar daños a los vecinos o a quien pase por allí. Espera el proyecto de la administración que le permita demoler el inmueble y levantarlo -y de paso levantarse- de nuevo. Pero mientras tanto tiene que pasar otro mal trago. Hay que reconocer que es el colmo. Hay que reconocer que lo suyo, como dice el diccionario, es llegar a tal punto que razonablemente no se puede superar. Hace cinco meses el fuego y el viento le hicieron tener la sensación de que ardía sobre quemado. Ahora le toca al agua, y también al viento, dejar a esta ourensana pensando que llueve sobre mojado. Es el colmo. Es muy mala suerte. No me digan que no es injusto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Llueve sobre mojado