Los concesionarios acusan la cuesta de enero, con una caída en la venta de coches

Marta Vázquez Fernández
marta vázquez OURENSE / LA VOZ

OURENSE

MIGUEL VILLAR

En el arranque del 2018 la provincia de Ourense ha sido la única de Galicia en la que han bajado las matriculaciones

07 feb 2018 . Actualizado a las 13:20 h.

La cuesta de enero ha sido demasiado difícil de subir para los concesionarios de la provincia. A pesar de que el arranque del 2018 ha sido en general bueno para el sector del automóvil, en Ourense las ventas de coches nuevos han caído un 6 % respecto al mismo período del año anterior, cerrando el mes de enero con la comercialización de 366 vehículos. Se trata del peor dato de Galicia, que se queda muy lejos de los 525 automóviles vendidos en Lugo, de los 1.201 de Pontevedra y de los 1.563 que se comercializaron en la provincia de A Coruña entre el 2 y el 31 de enero.

Tanto el mercado de empresas, el que generalmente tira del sector en la provincia, como el de particulares, sufrieron retrocesos a lo largo de las últimas semanas, después de haber cerrado un año 2017 en positivo. Con todo, la renovación de las flotas de vehículos de las distintas compañías con sede en Ourense, o su ampliación, sigue protagonizando dos de cada tres operaciones que se cierran en los concesionarios ourensanos. Tanto es así que en enero se comercializaron 259 automóviles para empresas, mientras que los particulares se llevaron 107. El renting, por su parte, no tuvo presencia alguna en el mes de enero en este contexto, ya que no se vendió ninguna unidad para ese mercado. En total, este año se vendieron en enero 23 unidades menos que hace un año, una cifra que pese a parecer pequeña supone un retroceso para un sector que tiene un peso importante en la economía provincial.

 

Diecisiete empresas

Así, el negocio de la venta de automóviles aglutina en Ourense a diecisiete empresas, que comercializan un total de 27 marcas comerciales. De acuerdo con los datos que maneja el propio sector, son alrededor de cuatrocientos los trabajadores que conforman la plantilla de estas empresas, que en todo el año pasado comercializaron 4.883 vehículos. Se trata de un buen dato que es consecuencia de seis años en los que se han ido registrando incrementos paulatinos, sin embargo, las ventas aún están muy lejos de equipararse con las de antes de la crisis. En el 2006, por ejemplo, se habían vendido en Ourense 11.780 automóviles.