Las ventas a USA llevan dos años a la baja pese a las misiones comerciales

La fuerte inversión pública destinada a mejorar la exportación no ha tenido resultados


ourense / la voz

Estados Unidos no ha sido nunca el mejor mercado para las empresas ourensanas, y sigue sin serlo ahora. Las ventas efectuadas por los negocios de la provincia al país norteamericano durante los últimos dos años no han evolucionado al ritmo que se podría esperar, sobre todo teniendo en cuenta el dinero que las instituciones públicas se han gastado en acciones encaminadas a fomentar las relaciones de negocios entre empresas de una y otra zona. La última, el año pasado, supuso un desembolso de 200.000 euros.

Así, a pesar de que el 2017 fue positivo en general para las exportaciones de las empresas ourensanas, las operaciones comerciales realizas con el país gobernado por Donald Trump retrocedieron ligeramente, confirmándose así una tendencia que ya se había detectado en el ejercicio del 2016. Ello a pesar de que, precisamente, en junio de ese año había tenido tuvo lugar en Ourense la primera misión comercial con EE. UU., una iniciativa que trajo a representantes de una veintena de empresas. Su propio presidente, José Manuel Baltar, aseguró en aquel momento que la iniciativa, que incluía reuniones personales entre empresarios americanos y locales, «podría transformar a Ourense». No parece que fuera así porque, al cierre de ese ejercicio, y según los datos publicados por el Instituto Español de Comercio Exterior, Icex, lejos de subir o al menos mantenerse, las ventas a empresas de USA habían bajado un 13 %. En total, se habían comercializado entre enero y diciembre productos por valor de 21,7 millones de euros, frente a los 25 que había supuesto la exportación a esa región en 2015.

Y las cosas no mejoraron al año siguiente. Como es sabido, la entidad Advanced Leadership Foundation, presidida por Juan Verde -que se presenta como exasesor de Obama y Clinton-, había sido contratada por la Diputación para organizar dos misiones comerciales. La última tuvo lugar en julio pasado y supuso el desembarco de otros 22 empresarios en teoría interesados en hacer negocios en Ourense, pero hasta el momento el balance de exportaciones con USA no evidencia que se haya producido un retorno a la provincia de aquella fuerte inversión de dinero público.

Así, hasta noviembre, último mes del que se tienen datos en estos momentos, las ventas a negocios con sede en Estados Unidos seguían bajando, aunque a un ritmo más moderado. En once meses las firmas locales habían conseguido colocar allí mercancía por valor de 19,6 millones de euros.

Supone el 2 % del mercado

Habrá que esperar a que se hagan públicos los datos de diciembre para ver cómo cerró el año completo pero de lo que no hay duda alguna es de que, pese a los intentos de la institución pública -que también trajo a Ourense el año pasado a Robert Kennedy júnior, sobrino del expresidente John Fitzgerald- el estadounidense no es por el momento un mercado que ofrezca demasiadas oportunidades a las empresas ourensanas, ya que las ventas allí suponen el 2 % del total de lo que se exporta.

Mucho más potente, y consolidada es, por contra, la relación comercial que existe con Francia y Portugal, dos países vecinos que son desde hace años los principales compradores de lo que se fabrica en la provincia. Entre ambos generan el 40 % de lo que se factura por este capítulo, siendo Reino Unido el tercer país comprador, seguido de Alemania, México y Bélgica. En total, entre los meses de enero y noviembre del 2017 las empresas ourensanas exportaron productos por valor de 763 millones.

Menos de 700 negocios vendieron en el exterior el año pasado, el 5 % del total de empresas

A pesar de lo que pueda parecer, la exportación es un paso que todavía resulta difícil dar a muchas empresas de la provincia. Pese a que hubo negocios ourensanos que durante la crisis de los mercados nacionales trataron de buscar nuevos compradores para sus productos fuera de las fronteras españolas, lo cierto es que aún son un porcentaje menor dentro del panorama territorial las que han conseguido afianzar lazos comerciales en el exterior. Esto tiene que ver con el pequeño tamaño que tiene la mayoría de las firmas ourensanas ya que, casi siempre, tener una estructura fuerte es garantía de éxito más allá de las fronteras locales.

El año pasado, sin ir más lejos, fueron 678 las firmas con sello ourensano que hicieron algún negocio con clientes extranjeros, una cifra que apenas representa el 5 % del total. Además, es destacable que las exportaciones no tienen un carácter regular en la mayor parte de los casos, tal y como desvelan los informes del Icex. Según ese documento, solo el 37,5 % de las compañías exportadoras se consideran vendedoras habituales, lo que supone que el 65 % restante tiene clientes fuera de España, pero solo consigue hacer negocios en ocasiones puntuales.

En cuanto al volumen de ventas, resulta llamativo que entre solo cinco empresas, todas de gran tamaño, lograsen comercializar el 48 % de todo lo exportado. Además, 95 negocios vendieron al exterior mercancía por un valor superior a medio millón de euros, mientras que hubo otras 241 para las que la exportación supuso un retorno económico de menos de 5.000 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Las ventas a USA llevan dos años a la baja pese a las misiones comerciales