El paro en Ourense se encuentra ya en los niveles previos a la recesión

La provincia baja de los 20.000 desempleados, con cifras similares a las del 2007


ourense / la voz

Han sido diez años complicados para el empleo para todo el país y la provincia de Ourense no ha sido una excepción. El estallido de la crisis económica le dio la vuelta por completo a una situación de cierta estabilidad laboral que, en apenas unos meses, voló por los aires dejando sin trabajo a miles de ourensanos. En seis años más de diez mil personas perdieron su puesto de trabajo, sin contar con los jóvenes que decidieron marcharse fuera para intentar buscar una primera oportunidad imposible de conseguir en su entorno cercano.

Sin embargo, diez años después de que las cosas se torcieran, el desempleo ha retrocedido de forma significativa, tanto que al cierre de diciembre la cifra de desempleados se encontraba ya en niveles similares a las del año 2007. Aquel ejercicio, previo aún a la recesión, se cerró en Ourense con 19.630 personas sin trabajo. Entonces, siempre según los datos del Ministerio de Empleo, el paro afectaba sobre todo al sector servicios, con 10.491 personas sin ocupación.

Nuria Sotelo: «Tuve que decidir si montaba mi empresa, y lo hice»

Nuria Sotelo es ingeniera informática. Su ejemplo es el de muchos profesionales que, debido a la crisis que se llevó por delante tantos puestos de trabajo en la provincia, perdieron su trabajo y tuvieron que reconvertirse. En su caso, todo ha sido para bien. Ahora dirige junto a su marido la empresa Profocus, dedicada a la fotografía para comercio electrónico. «Estuve siete años trabajando en una empresa en el parque tecnológico, pero cuando llegó la recesión económica el negocio cerró», recuerda ahora esta ourensana, que tras pasar unos meses en el paro, decidió inscribirse en un curso sobre gestión y creación de nuevas empresas, que precisamente se impartía en la Tecnópole. Además, encontró un trabajo en la Diputación de Pontevedra. «Fue en ese momento cuando comencé a barajar la idea de montar algo con mi marido. Nosotros siempre hemos estado muy interesados en el comercio electrónico y nos dimos cuenta de que había problemas con la fotografía que mostraban muchas páginas, así que vimos que ahí podía haber un nicho de especialización». Tras varios meses compaginando la formación con su trabajo en la institución pontevedresa, Nuria tuvo que decidir. «Tuve que pensar si daba el paso de montar mi empresa, y lo hice, y así arrancamos el proyecto». Asegura estar «muy satisfecha» de haber dado el paso, aunque reconoce que es más complicado «cuando eres tú el que tomas las decisiones». Profocus fue el mejor proyecto empresarial del curso de la Tecnópole y, en el año 2016, fue también finalista de los premios estatales Somos Empresa.

Seguir leyendo

Dos años después, en 2009, las cosas ya se habían puesto muy feas para muchos trabajadores ourensanos. Al finalizar aquellos doce meses ya habían bajado la persiana de forma definitiva muchas empresas y otras habían iniciado procesos de reestructuración que motivaron expedientes de regulación de empleo, y despidos masivos. Así las cosas, el paro había repuntado ya hasta las 25.000 personas.

Y las cosas aún iban a empeorar. Completado el ejercicio del 2011, las listas del paro integraban ya en la provincia los nombres de 28.300 residentes, un dato alarmante que seguía respondiendo a la incapacidad de las empresas de garantizar su viabilidad, debido al descenso del consumo.

Las consecuencias se veían en aquel momento en todos los sectores, pero el de la construcción fue uno de los grandes perjudicados. En ese momento este sector, que había sido uno de lo de mayor capacidad para generar empledo durante años, tenía cinco mil desempleados.

Aún habría que tocar fondo, y fue en el año 2013. A finales de diciembre se contabilizaron 30.000 personas sin trabajo, de los que 17.000 estaban en los servicios. El cierre de bares y comercios había sido constante y eso hizo mella en el otro gran pilar de la economía ourensana. Tras ese punto de inflexión, las cosas empezaron a mejorar y, al cierre del 2015, había cinco mil parados menos. Eso sí, los sindicatos aseguran que ahora se ha multiplicado la precariedad en el mercado laboral. Pese a todo, la crisis ha dejado poso.

La tasa de actividad sigue bajando, con el porcentaje más reducido del país

La Encuesta de Población Activa, un estudio que radiografía cada trimestre el mercado laboral, deja luces y sombras en Ourense. Los datos relativos al cierre del año pasado evidencian un retroceso significativo en el desempleo, que se queda en 17.800 personas, uno de los mejores registros de los últimos años. Sin embargo, esa disminución no se nota por el momento en la tasa de actividad de la provincia, que sigue arrastrando el récord de ser la más baja de todo el país. Según los datos publicados, con una población de 311.680 personas, la provincia tiene una cifra de ocupados del 112.400. Son casi cinco mil más que los que tenían trabajo hace un año, pero ese incremento repercute sobre todo en el sector servicios, con un efecto mucho menor en la construcción. Así, en los servicios, con 82.500 trabajadores, hay hoy cuatro mil ocupados más que hace un año, mientras que en la construcción, con 7.600 trabajadores, hay 300 más. Por contra, ha retrocedido el empleo en la industria, que ha pasado de 17.600 empleados a 16.800, y también en la agricultura, donde se ha pasado de 7.900 a 5.500.

Así las cosas, la tasa de actividad se encuentra en el 47,8%, casi un punto por debajo del nivel de hace un año, lo que supone que la implicación de los ciudadanos en el mercado laboral es cada vez más baja en Ourense. Y es que mientras año a año se reduce la población, sube el colectivo denominado inactivo. En ese grupo estaban a principios del año pasado 140.600 ourensanos, mientras que a su término el dato se había incrementado hasta los 142.000. Entre ellos están los estudiantes, que eran 14.300. Como no, el colectivo más abultado es el de los jubilados y pensionistas, con 89.400 ciudadanos, habiendo además otras 22.900 personas que han declarado dedicarse a las labores del hogar. Además, hay 13.000 ourensanos con incapacidad permanente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El paro en Ourense se encuentra ya en los niveles previos a la recesión