«Le dediqué las vacaciones de tres o cuatro años a construir este trazado»

El sueño de Jesús Vázquez creció con la pista de asfalto del circuito Choqueiro


ourense / la voz

Quienes conocen a Jesús Vázquez Fernández «Choqueiro» (Cea, 1971) saben que los vapores de la gasolina o el rugido de los motores le pueden. Durante años se dedicó a participar en distintas competiciones federadas, pero tras ese período dio un paso más y se lanzó a las tareas organizativas e incluso a la construcción de un trazado estable.

«Siempre me gustó todo lo que rodeaba al mundo del motor. Cuando comenzaron a convocar pruebas de eslalon en las fiestas vi una buena oportunidad para debutar y desde el año 1998 ya tuve licencia federativa», rememora el emprendedor protagonista, que se afianzó en la Escudería Viduedo y hasta se volcó en crear una firma gestora de eventos deportivos. Eso sí, la competitividad sigue aflorando en sus recuerdos: «Algún triunfo sí conseguí. En 2001 fui subcampeón gallego de Históricos, en el certamen de Montaña y al año siguiente conseguí ser primero. También me fue bien en el Trial y llegué a ser segundo en la clasificación de otro gallego, que no completé porque estaba en desacuerdo con algunas decisiones tomadas. Últimamente, también he subido al podio autonómico en Rallymix».

Todas esas andanzas le llevaron a dar el paso de embarcarse en la aventura de crear un circuito de carreras, algo que venía valorando desde años antes: «Llegué a construir uno pequeño en el pueblo de mis padres, en Paraños, pero fue hace siete años cuando nos decidimos a comprar los terrenos y a trabajar en el primer circuito de tierra que se ha convertido en el actual». El plural que utiliza Vázquez está motivado por el apoyo que siempre le ha brindado su esposa en su apasionada visión del automovilismo: «María Jesús es responsable al cincuenta por ciento de todo lo que hemos conseguido aquí. En una familia tienes que contar con la mujer para embarcarte en una historia como esta».

Y lo cierto es que después de unos pocos años, llama la atención todo lo que han conseguido en el cada vez más famoso Circuito Choqueiro: «Le dediqué las vacaciones de tres o cuatro años a construir este trazado y contando con la maquinaria de la empresa, si no sería imposible. Pero aún así, fue necesario mi esfuerzo y el de muchos amigos que me han ayudado, una dos o más de tres veces. Puedo decir que tengo algunos que están a mi lado desde el principio».

Jesús recogió el apelativo familiar de Choqueiro, heredado desde la época de su abuelo, como seña identificativa de una instalación que ya ha acogido pruebas oficiales: «Tenemos que agradecer a la Federación Galega de Automovilismo que haya contado con nosotros en más de una ocasión y que nos incluyan en el calendario del próximo año. Además intentamos crecer cada temporada y darle al circuito la máxima actividad que sea posible. Ya estamos en contacto por otro lado con la federación de motociclismo y estudiamos otras vías que van desde la organización de cursos de conducción a la colaboración con cuerpos de seguridad o empresas de vigilancia, que podrían prepararse aquí. La pista de tierra también puede ser útil para actividades formativas de Protección Civil».

Pilotos y aficionados de Portugal y distintos puntos de Galicia ya han transitado por el Choqueiro, como todo un Campeón de Europa, Antonio Albacete. Y es solo el principio. Aún queda mucho trabajo por hacer y Jesús no sabe estar quieto.

El personaje. Jesús Vázquez siguió la tradición de su padre, para trabajar con maquinaria pesada, pero siempre ha estado ligado a los deportes de motor.

Proyecto. El circuito, entre los núcleos de Tellado y Viña, comenzó con una pista de tierra y con la de asfalto supera los 1.200 metros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«Le dediqué las vacaciones de tres o cuatro años a construir este trazado»