Las escuelas infantiles de la ciudad incorporarán 80 plazas en A Farixa

El centro intergeneracional de la Fundación Amancio Ortega ya está casi finalizado


ourense / la voz

El plan de urbanismo, antes de que lo tumbara la Justicia y la crisis hiciera estragos en el sector de la construcción, dibujaba un crecimiento exponencial de la zona sur de la ciudad. En el entorno de A Farixa, se contemplaban, entre otras infraestructuras, un gran centro comercial y nuevas viviendas. El paso del tiempo ha ido aparcando proyectos, pero algunos consiguen salir a flote. Es el caso del centro intergeneracional de A Farixa, una infraestructura novedosa en la ciudad por su planteamiento y que está siendo construida por la Fundación Amancio Ortega.

Los trabajos en la parcela situada en la rúa Ramón Abellás avanzan a buen ritmo y las previsiones que tiene encima de la mesa el Concello de Ourense, que aportó los terrenos, es que la ciudad pueda disfrutar de esta instalación ya a lo largo de este año 2018. Las imágenes muestran que los trabajos, al menos por fuera, están prácticamente rematados tras haberse iniciado en 2016.

El centro ocupa una superficie de 4.500 metros cuadrados y contará con un área infantil y con otra destinada a personas mayores. La escuela infantil se integrará en la red pública de la Xunta, a raíz de la firma de un convenio con la Consellería de Política Social. Habrá un total de 82 plazas para niños de entre cero y tres años. Contará con un total de seis aulas, además de zonas comunes como comedor, baños y vestuario adaptado. La superficie útil para esta zona, según el proyecto que presentó la Fundación Amancio Ortega en la rúa Ramón Abellás, será superior a los 1.000 metros cuadrados.

Zona de mayores

En lo que se refiere al espacio para mayores, también tendrá una capacidad para ochenta personas. Habrá seis aulas para actividades y formación con usos múltiples. Habrá aseos adaptados, sala de curas, lavandería y patio. Ocupará un espacio aproximado de 1.377 metros cuadrados, según las previsiones. El diseño elegido para el centro intergeneracional de A Farixa es de la arquitecta Elsa Urquijo.

Un alivio para las congestionadas listas de espera en las guarderías públicas urbanas

La oferta de plazas públicas en la red de guarderías de la Xunta en la ciudad se vuelve cada año insuficiente para la demanda. Es por eso que el centro intergeneracional de A Farixa, que pasará a formar parte de la red pública, es un balón de oxígeno para las listas de espera que año a año se repiten. Según los datos oficiales ofrecidos por la Xunta, el año pasado se quedaron en lista de espera niños que no obtuvieron plaza en las guarderías públicas de la capital. A la espera de que abra esta nueva instalación situada en la zona sur de la ciudad, la oferta se limita a las escuelas infantiles de Colón y Barrocás -dependientes de la Consellería de Benestar Social- y a las de Antela, Covadonga y A Farixa -Consellería de Política Social-.

En todos estos centros, la lista de admitidos es bastante menor que la que conforman la de espera. En toda la provincia, se matricularon 855 niños de cero a tres años.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Las escuelas infantiles de la ciudad incorporarán 80 plazas en A Farixa