Una vidente compra los dos décimos premiados con el segundo en Xinzo de Limia

El quinto ha dejado dinero en Celanova y Ourense

;
Elsa Altagracia agraciada con un premio de la Lotería Elsa Altagracia agraciada con un premio de la Lotería

La Voz

Ya está. La suerte está más que echada. Los bombos han dejado de dar vueltas y los niños de San Ildefonso descansan después de horas cantando números. Mucho dinero en juego, que este año ha prácticamente sorteado la provincia. Poco se quedará en Ourense, pero no significa que los premios no vengan llenos de anécdotas.

El sorteo de la Lotería de Navidad ha dejado dos décimos agraciados con el segundo premio, que ha caído en el 51244. Fueron vendidos en la administración de la Avenida de Madrid, número 4 de Xinzo. Dos décimos repartidos por terminal que ha comprado la vidente Elsa Altamira, que acudió a la administración con el papel que la acredita como ganadora de 200.000 euros. En realidad ella compró los dos boletos, dice, aunque el otro lo envió a una familiar que reside en el extranjero. Y tan contenta que está con su premio, claro.

La administración de Xinzo está regentada por un veterano lotero limiano, José Antonio Carrera que afirmó: «La alegría es grande, aunque hay que tener en cuenta que son solo dos décimos, no es un premio muy repartido, como nos hubiera gustado a nosotros, pero algo es algo». En total se repartieron 400.000 euros a través esos dos décimos. «Hace muchos años repartimos 100 millones de pesetas, cuando aún no existía el euro, a una persona de San Millán. Esperamos que esto sirva para incentivar un poco más la venta aquí», dijo el vendedor, que lleva décadas regentando esta administración, la más tradicional de la comarca y ubicada a escasos metros de la Praza Maior. Este es uno de los premios más importantes concedidos nunca en A Limia en el sorteo de la Lotería Nacional. La localidad ha sido especialmente afortunada en otros sorteos de azar durante los últimos tiempos como sucedió con los tres cuponazos de la ONCE distribuidos durante el último año y medio.

No es el único premio que han dejado los bombos en la provincia. Los quintos premios también han caído, en este caso en Celanova y Ourense capital. En el bar que vende lotería en la avenida Emilia Pardo Bazán celanovesa se vendieron dos boletos del 58808. Su gerente, Manuel Fuentes, aseguraba estar contento por haber repartido suerte, pero confesaba también: "Máis contento estará o agraciado".

En Celanova otro quinto dejó, en la administración de la calle Celso Emilio Ferreiro, un boleto premiado del 22253. Y este mismo número también trajo suerte a vecinos de la capital que compraron en A Derrasa y en el barrio de O Vinteún, donde todavía no saben cuántos décimos han vendido al expedirse por terminal. Antonio Novóa y Carmen Ignacio llevan tan solo cuatro años vendiendo décimos para el sorteo del 22 de diciembre y este es el premio más grande que han dado, aunque él confiesa que casi todas las semanas dan algo de los sorteos habituales desde hace 40 años. «Nós tiñamos un negocio de restauración na beirarrúa de enfrente pero botaron abaixo a casa e viñemos para aquí e agora continuamos vendendo golosinas e lotería», cuenta con una amplia sonrisa. «Imos para arriba!», bromea cuando le preguntan si cree que el sorteo del Niño dejará el mismo sabor de boca en el barrio.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una vidente compra los dos décimos premiados con el segundo en Xinzo de Limia