Pacientes de Salud Mental rompen clichés vendiendo su artesanía

En el Hospital Nai se exponen las piezas que elaboran en el centro de día y que les sirven para financiar viajes y otras actividades


ourense / la voz

Baúles de madera en pequeño formato, figuras o flores de goma eva, bufandas, portalápices y un sinfín más de manualidades sorprenden, desde el pasado 13 de diciembre, a los ourensanos que acuden a las consultas del hospital Nai del CHUO. Son obra de los pacientes que acuden al centro de día de Psiquiatría, pero no se trata de una simple exposición. Todos los objetos están a la venta y lo que consigan recaudar servirá para ayudar a financiar algunas de las actividades de convivencia, como viajes o excursiones, que se organizan desde esta unidad. «El año pasado hicimos el Camino de Santiago y fuimos a hacer piragüismo al club náutico de Castrelo, además de organizar alguna celebración como los magostos o alguna comida», apuntaba ayer el psiquiatra y coordinador del centro, Alejandro García Caballero.

Los talleres terapéuticos amplían así su labor sirviendo como fórmula para dar visibilidad y aumentar la autoestima de unos pacientes que, tal y como matizaba el especialista «necesitan de nuevo ganar esos espacios públicos». García Caballero recuerda que con frecuencia a las personas que sufren algunos tipos de enfermedad mental «les cuesta retomar las relaciones grupales porque muchas veces esas experiencias sociales, tanto en la adolescencia como en la vida adulta, han sido muy negativas, y han sufrido ese estigma que los aísla de alguna manera».

El plan de trabajo pretende que se desprendan de esas etiquetas «que no les hacen justicia y que vean que es posible relacionarse con grupos nuevos y participar de la sociedad como un ciudadano más». La terapia gira en torno a un concepto inclusivo. «Lo que funciona es el grupo. Tenemos muchas actividades, hapkido, un taller sobre sexualidad, otro de teatro y hasta uno de poesía que tiene, por cierto, muchísimo éxito. Hemos tenido incluso un taller de paisajismo que acaba de concluir hace nada y todos los viernes vamos al pabellón a hacer deporte de grupo y clases de natación, esto último es muy importante porque muchos de estos pacientes tienen pánico al agua», explica el especialista que se encarga además del programa E-motional Training, de rehabilitación online. En estos momentos hay 25 ourensanos participando en este plan de recuperación, al que han sido derivados desde distintas unidades del servicio; bien desde la de atención a Agudos, desde la de rehabilitación de Piñor o desde otros servicios de psiquiatría. A ellos hay que sumar otros 25 que aunque ya han completado los seis meses que habitualmente dura el plan, siguen acudiendo un día a la semana. «Ellos forman parte de lo que llamamos el club de pacientes, siguen vinculados para facilitar la transición al régimen ambulatorio normal sin demasiado trauma», dice García Caballero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pacientes de Salud Mental rompen clichés vendiendo su artesanía