Segunda actividad


El land alemán de Brandenburgo (antigua Alemania Oriental) tiene alrededor de ocho mil funcionarios de policía. El salario no debe ser muy satisfactorio dado que más de seiscientos de ellos (desde la escala básica hasta la escala ejecutiva) solicitaron permiso para desempeñar fuera de su turno laboral una segunda actividad para mejorar sus ingresos.

En comparación con la Policía Federal (la antigua policía de fronteras) los sueldos son inferiores, una media de casi 600 euros mensuales según la escala profesional. La ley alemana permite a los policías acogerse a una segunda actividad remunerada siempre que haya sida comunicada y autorizada por los superiores y que no sobrepase el 25 % de su horario laboral policial. Por ese motivo en Brandenburgo es normal encontrar a policías como monitores deportivos, docentes en academias privadas, administrativos de empresas, asesores de seguridad privada, miembros de transporte sanitario, o muchos de ellos participando en los negocios de las empresas familiares.

Un policía de la escala básica de Brandenburgo, soltero y sin hijos, suele tener un sueldo medio de 2.000 euros bruto, quedando entre 1.300-1.500 euros neto. Un inspector recién salido de la academia tiene unos ingresos brutos de 2.300 euros. Un policía federal básico sale de la academia con un sueldo de 2.400 euros y un inspector con 3.300 euros mensuales. Por lo tanto, no es solo un problema al sur de los Pirineos, también en la Merkelandia, de momento en funciones, los policías regionales se sienten salarialmente discriminados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Segunda actividad