La intimidad revelada en un centenar de fotografías

tareixa taboada OURENSE

OURENSE

Álvaro Vaquero

Autorretrato contemporáneo en «Esto no es un selfie. Adolfo Domínguez» en el Marcos Valcárcel

13 nov 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

«Como llenarte, Soledad, sino contigo misma», Luis Cernuda.

La conocida firma de moda de autor Adolfo Domínguez, 40 años después del regreso del diseñador a su ciudad natal y convertido en un referente de la moda a nivel mundial, plantea como campaña publicitaria el proyecto: «Esto no es un selfie». Para ello cuenta en la experiencia con rostros conocidos del cine y la televisión como Inma Cuesta o Luis Tosar, además de una centena de autorretratos de artistas anónimos que aceptaron el reto de mostrar una imagen de sí mismos interiorizada y sincera, y que además de descubrirse y participar en la exposición optaban a otro premio adicional.

Desde las primeras manifestaciones artísticas en la Historia del Arte, el hombre ha querido perpetuar su imagen más allá del tiempo, proyectando sus manos en un intento por atrapar la infinitud.

A través de los autorretratos de Bacon, Van Gogh, Goya, Rembrandt, Picasso, Frida, Leonardo, Dalí, Durero, Scheile, Warhol, Magritte… Los artistas a través de este ejercicio experimentan uno de los análisis más profundos de sí mismos. Al contrario que el selfie, frívola proyección de la vanidad y el presente de la imagen artificial y pública, ficticia, vacua e insustancial; síntoma de la patología de una sociedad enferma de egolatría, globalizada en el instante que perpetúa y devora al mismo tiempo que olvida; el autorretrato es un viaje introspectivo a la profundidad del yo.