Titanes


Mañana se celebra el día mundial del ictus, una de las causas que pueden llevar a sufrir un daño cerebral, junto con los accidentes de tráfico o laborales, tumores cerebrales o algunas enfermedades infecciosa. En la asociación de personas con daño cerebral adquirido REnacer ayudan en el día a día a medio centenar de ourensanos en esa situación. Y tienen un lema: «Una vida salvada merece ser vivida». Se refieren a esa segunda oportunidad que se abre ante quien ha logrado sobrevivir a un accidente cerebrovascular. El lema es, sin duda, un soplo de positivismo para quienes tienen por delante un largo camino; el de reinventarse. Largo y para nada sencillo. Porque un daño cerebral no solo puede llevarse por delante nuestra capacidad de comunicarnos o movernos, sino que cambia radicalmente el lugar que ocupábamos en nuestro pequeño mundo personal -trabajo, aficiones, familia, amigos- y, lo que quizá sea más doloroso, la forma en la que los demás nos ven y nos tratan. Una realidad que conocen bien en esta entidad sin ánimo de lucro que ofrece no solo sesiones terapéuticas y talleres para intentar recuperar en lo que sea posible en cada caso los daños en las funciones afectadas, sino apoyo anímico, psicológico y práctico para abrir nuevas puertas a otras relaciones, a otras aficiones, a otras maneras de ser útiles y productivos en esa segunda oportunidad vital. Muchos incluso logran recuperar un espacio en el mercado laboral o reconstruir prácticamente por completo su vida anterior. Otros aprenden a vivir con esas limitaciones sobrevenidas y a superar barreras antes impensables. Unos y otros son verdaderos titanes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Titanes