Los desempleados ourensanos, los que menos cobran de todo el país

La media provincial es de 717 euros al mes, mientras que en Navarra se perciben 866


ourense / la voz

El mes de septiembre se ha cerrado en la provincia con un nuevo incremento del paro. De acuerdo con los datos que ayer hizo públicos el Ministerio de Empleo, en Ourense hay 20.601 personas que no tienen un trabajo remunerado. Se trata de un número que, por sí solo, ya es malo, pero existen otros que evidencian la precaria situación en la que se encuentran estos ciudadanos. Así, se da la circunstancia de que solo 9.994 parados tienen derecho a percibir una prestación por parte del Estado -menos de la mitad del total- y quienes están en esta situación, reciben la cantidad más baja de todo el país.

Así, la media que perciben mensualmente los parados ourensanos es de 717,2 euros. Se trata de una cantidad inferior a la que cobran, por ejemplo, en Lugo, donde la media llega a los 730, o en Pontevedra, con 775 euros, cifra similar a la que tienen asignada en A Coruña. Sin embargo, en otras provincias la cuantía aumenta aún más, siendo los parados de Navarra y Baleares los que mejor pagados, con 866 euros al mes. En estos momentos, la media nacional está en los 783 euros. Explica, al menos en parte, el bajo nivel de ayuda que perciben los parados ourensanos el hecho de que sean más quienes tienen derecho a subsidio que quienes cobran la prestación, siendo 4.762 frente a 3.851. A este fenómeno se une que hay otro millar de personas con la renta activa de inserción. Tanto el subsidio como la renta implican cantidades inferiores a 500 euros.

Vuelve a bajar la cifra de ourensanos que cotizan a la Seguridad Social

La cifra de ourensanos que contribuyen con sus salarios a llenar la hucha de las pensiones tampoco ha mostrado en septiembre una tendencia positiva. Según los datos publicados ayer, el mes pasado se cayeron del listado de cotizantes 173 personas, lo que significa que ahora mismo son 102.629 los ourensanos que están dados de alta en la Seguridad Social. Se trata de la cifra más baja de toda la comunidad autónoma gallega, donde, en total, hay casi un millón de cotizantes. Entre ellos, y volviendo a la provincia, hay 77.455 que pertenecen al régimen general, mientras que el resto, 35.484 son autónomos. Entre quienes se encuentran bajo el paraguas del régimen general hay 3.304 personas amparadas por el sistema especial para empleados de hogar y otros 511 por el de agrarios.

Situación «preocupante»

Las reacciones a estos datos, como es habitual, no se hicieron esperar. Desde CC. OO. consideran que la situación por la que atraviesa la provincia es «preocupante». «Os datos oficiais reflicten con absoluto claridade que o desemprego e a precariedade laboral segue sendo un problema endémico e estrutural na provincia de Ourense: é dramático que o 91,13% dos contratos formalizados en setembro foran, temporais e precarios», aseguró Pedro Barreiros, secretario comarcal de CC. OO. Desde UGT, por su parte, aseguraron que «con este modelo laboral, estanse creando unhas bases débiles que poden conducir a este país a unha nova crise e están xerando unha sociedade máis pobre para afrontar o futuro».

La pérdida de contratos en agricultura e industria hizo crecer el paro en septiembre

Septiembre no ha sido un buen mes para el empleo en la provincia de Ourense. Tras varios meses de crecimiento en la lista de personas con trabajo, el último del verano se cierra con un repunte del paro en 30 personas, un dato que responde, sobre todo, a los recortes en puestos de trabajo tanto en la agricultura, -en este caso por el fin de los contratos relacionados con la vendimia o la recogida de productos del campo- como en la industrial, donde se perdieron en solo un mes 51 puestos de trabajo. Esta caída no compensó el buen momento que atravesó el sector de la construcción, donde se crearon 72 empleos, y la ligera recuperación de los servicios, con 22 nuevos puestos de trabajo. Sin embargo, fue positivo que 27 personas que nunca antes habían trabajado, pudiesen encontrar una oportunidad laboral.

Así las cosas, Ourense tiene 20.601 desempleados, de los que más de trece mil pertenecen al sector servicios. Otros 2.500 proceden de la industria, mientras que 1.940 habían ocupado un trabajo en la construcción. De la agricultura proceden otro millar de desempleados, a los que se suman dos mil personas que están inscritas en las litas del Sepe (el antiguo Inem) y que hasta el momento no han tenido una ocupación. Resulta cuando menos llamativo que, entre estos últimos haya casi 900 que tienen más de 44 años. En el otro extremo de la tabla, sin embargo, se descubren los problemas que tienen también los jóvenes para incorporarse al mercado laboral, ya que hay casi 800 con menos de 30 años que nunca han sido contratados.

En cuanto a sexos, las mujeres siguen siendo las más afectadas en la provincia por el desempleo. Hay doce mil.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los desempleados ourensanos, los que menos cobran de todo el país