La Confederación trabaja con Portugal para elaborar un plan de sequía conjunto

Un proyecto transfronterizo permitirá tener parámetros para mitigar fenómenos extremos que afecten a la demarcación de los ríos Miño y Limia


ourense / la voz

La Confederación Hidrográfica Miño-Sil (CHMS) se encuentra dando los primeros pasos en el proyecto Risc Miño-Limia, con el que se pretende mejorar «la gestión integral de los recursos hídricos de las cuencas transfronterizas». La iniciativa se impulsó desde la CHMS y su homóloga portuguesa de la ARH Norte.

La Unión Europea aprobó este proyecto el 5 de mayo y cuenta con una financiación de 2.335.283 euros. El objetivo de este proyecto es diseñar conjuntamente una serie de medidas para una mejor gestión de la demarcación hidrográfica internacional del Miño-Lima. La finalidad es mitigar efectos de los fenómenos extremos, como sequías o inundaciones- y prepararse para gestionar los recursos naturales ante el cambio climático. El proyecto favorecerá un mejor conocimiento de la demarcación. Por ello la primera actividad es el análisis de la situación actual de la cuenca para después pasar a la elaboración de un plan de sequía conjunto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Confederación trabaja con Portugal para elaborar un plan de sequía conjunto