Reformas en locales de la rúa do Paseo anuncian cambios de actividad

Tres bajos comerciales esperan acoger nuevas empresas a corto y medio plazo


ourense / la voz

En un momento en el que el pequeño comercio afronta momentos de incertidumbre, el dinamismo persiste en algunas zonas de la capital ourensana. La rúa do Paseo es, desde hace años, el principal referente para las compras en la ciudad de As Burgas, y en toda la provincia, y ni los altos precios de los alquileres ni el descenso del consumo logran que sus locales estén demasiado tiempo con la persiana bajada.

Eso sí, de un tiempo a esta parte se ha hecho más frecuente el cambio de actividad en los bajos comerciales y, de hecho, en estos momentos son tres los que se encuentran en fase de reformas a la espera de vivir un cambio de actividad en unas semanas o meses. Dos de ellos se encuentran en los primeros tramos de la milla de oro. En la esquina con la rúa San Miguel, una empresa de reformas trabaja desde hace días en el local, de tres alturas, que hasta hace tan solo unas semanas ocupaba Hermanos Barros, dedicado a la comercialización de textiles de hogar. El traslado de ese negocio al bajo que previamente tenía la empresa en Lamas Carvajal dejó libre un apetitoso espacio sobre el que poco tardaron en poner sus ojos varias empresas. Finalmente será Vodafone quien abra allí un establecimiento, cerrando así el que actualmente regenta en la rúa Santo Domingo, en la entrada de unas galerías comerciales.

Con esta operación la marca de telefonía se hace un hueco en la zona más comercial de la ciudad, en la que ya se encuentran desde hace años sus principales competidoras, Orange y Movistar. Precisamente, la operadora española acaba también de cambiar su ubicación en esa vía, abriendo hace algunas semanas nueva tienda -tras clausurar la que se encontraba junto a la entrada de la plaza Paz Nóvoa- en un local situado a pocos metros pero totalmente modernizado y con mucho más escaparate, lo que le confiere más visibilidad hacia los potenciales clientes.

A solo unos metros de ella, en la esquina con el parque de San Lázaro, se mantiene desde hace más de un lustro, el establecimiento de Orange, que sustituyó a la confitería Ramos.

Buscar un local con las mejores condiciones para la atención al público es prioritario para las grandes empresas, sean del sector que sean. Eso explicaría que otra empresa que lleva años ya ubicada en la rúa do Paseo esté planeando en estos momentos trasladar su actividad a otro bajo de la misma calle. Aunque la operación se desarrolla con gran secretismo, podría ser General Óptica quien ocupe, cuando se ejecuten los trabajos de reforma, el espacio que antaño acogió a Springfield y que ha permanecido mucho tiempo cerrado. Situado cerca de la esquina con la rúa Concordia, se trata de un local que está siendo completamente remodelado en estos momentos. Ayer mismo la extracción de los escombros obligó a la empresa a vallar un tramo de la calle.

La banca se mueve

Dentro de la banca también existe preferencia por ocupar espacio en las zonas más transitadas y aunque el Paseo no es una calle con demasiadas oficinas -la de mayor concentración bancaria de la capital es Juan XXIII-, parece que en breve una nueva se unirá a Banco Santander, Banesto, BBVA y A Banca. Así, La Caixa ocupará lo que hasta hace poco era una tienda que calzado, Shoes Piel, mientras que el Santander ultima las reformas de su local, que está siendo remodelado desde hace meses.

Perfumería, textil y calzado comparten actividad con nuevos sectores en la milla de oro

La actividad comercial puede ser muchas veces efímera y cuando se deben pagar altos precios de alquiler todos los meses no siempre se logra mantener el negocio durante el tiempo deseado. En esta situación se han visto en los últimos años muchos proyectos que apostaron por la milla de oro para desarrollar su actividad. Por ese motivo en de un tiempo a esta parte el ir y venir de negocios se ha hecho más frecuente de lo habitual en la zona y sectores con que tradicionalmente han estado allí presentes, como el del textil, calzado y complementos o perfumerías, han ido abriendo paso a nuevas actividades como las heladerías, las tiendas de telefonía o las franquicias de grandes marcas de deportes. Con ellas se multiplican los reclamos y también se diversifican los compradores, lo que pone en valor aún más esta joya comercial.

Así, con las reformas que ahora se están realizando se confirma que la rúa do Paseo goza de muy buena salud y, de hecho, en estos momentos solo son dos los bajos comerciales que se pueden alquilar. Del precio que estén dispuestos a pagar futuros inquilinos dependerá, seguramente, que abran antes o después con nuevas actividades, ya que los costes del suelo en la zona no se han contenido pese al descenso del consumo. Actualmente el precio por metro cuadrado puede alcanzar los 50 euros. Son máximos que no están al alcance de cualquier empresario y que justifican que las franquicias de grandes marcas se hayan hecho fuertes, como ocurre en todas las ciudades, en el centro neurálgico de las compras de la capital de As Burgas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Reformas en locales de la rúa do Paseo anuncian cambios de actividad