El sector hostelero ve las viviendas vacacionales «como un mal menor»

Se han registrado 80 inmuebles de este tipo aunque en Internet aparecen más


ourense / la voz

Las ochenta peticiones de licencia de viviendas vacacionales que se han registrado en la provincia de Ourense -desde que el 10 de mayo la Xunta aprobó el decreto que regula este tipo de negocio- no suponen, según las organizaciones hoteleras, un problema para el sector turístico. El presidente de la Federación Gallega de Hostelería, Ovidio Fernández Ojea, afirma que hay ciudades que sí se pueden ver más perjudicadas por este fenómeno, pero que la de As Burgas no es una de ellas, por lo de ahora. «Nosotros no estamos realmente preocupados porque es un tema que no se ha extendido incontroladamente», explica.

«Es cierto que puede haber gente de paso que pernocte en estas viviendas, pero no es un turismo que se practique mucho en nuestra provincia», considera el presidente de la federación. Además, Fernández Ojea recuerda que normalizar una situación de economía sumergida como esta requiere tiempo y que, siempre que respeten las garantías que se les exigen, hay que aceptar las viviendas vacacionales «como un mal menor». «En otras ciudades hay pisos dedicados exclusivamente a obtener un beneficio económico alquilándolos para fiestas, despedidas de solteros o períodos de semanas enteras, pero en el caso de Ourense no es una práctica muy extendida», incide.

Por su parte, el presidente de la Unión de Hoteleros Ourensanos, Javier Outomuro, defiende que todavía no es una competencia por la que haya que alarmarse. «De momento no es una preocupación dentro de la hostelería y desde luego es mejor que estén legalizados esos 80 pisos que no que funcionen al margen de la ley», expone.

«También es cierto que plazas hoteleras hay pocas, aunque por el momento al sector no le ha afectado mucho este tipo de alojamientos, y que el turismo en Ourense está creciendo exponencialmente este año», añade. En esto también coincide Fernández Ojea, que subraya que la oferta de Ourense, «comprada con el resto de provincias gallegas es bastante pequeña».

Sin embargo, Outomuro considera que es imprescindible observar el fenómeno de cerca. «Yo creo que es bueno, aunque se haga poco a poco, que se vayan legalizando las viviendas vacacionales, no sea que se nos escape de las manos». Y en cuanto al número de plazas hoteleras de la provincia, asegura que están en marcha ya algunos proyectos de hoteles en la capital. «Cuando ya se están llevando a cabo las construcciones es que ya se han realizado estudios de mercado que eran favorables a la apertura de nuevos emplazamientos, algo que quizá debería producirse también en otras zonas de la provincia», finaliza.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El sector hostelero ve las viviendas vacacionales «como un mal menor»