Más de 10.500 vecinos siguen necesitando ayuda alimentaria

El Banco de Alimentos y Cruz Roja reparten 180.903 kilos de productos


ourense / la voz

Cruz Roja inició ayer el reparto de 90.451 kilos de productos del programa de ayuda alimentaria entre los vecinos ourensanos con más problemas económicos. Estos alimentos están cofinanciados en un 85% el fondo europeo FEAD y en el 15% restante por los presupuestos del Estado. La mayor parte de esta ayuda llegará en los próximos días a los beneficiaros finales a través de 78 entidades colaboradoras, aunque más de medio millar de ciudadanos la recibirán directamente desde las asambleas locales de Cruz Roja por estar integrados en los programas de la entidad para personas en riesgo de exclusión social. En conjunto esas más de noventa toneladas de alimentos llegarán a 2.358 hogares en los que viven 5.311 personas.

Pero no son los únicos que reciben esta aportación. A Ourense ha llegado también otro envío del mismo fondo comunitario de productos destinados a paliar las necesidades de los ourensanos que peor lo están pasando. En concreto fueron otros 90.451 kilos de cuyo reparto se encargó el Banco de Alimentos de Ourense. En ese caso la distribución se realizó durante la última quincena de junio, contando con 42 entidades de toda la provincia para el reparto. Ese lote alcanzó a 1.774 familias que suman 5.177 personas.

Los datos, según resaltan desde las dos entidades responsables del la distribución en la provincia, reflejan un ligero descenso de beneficiarios finales con respecto a ejercicios precedentes. En los años más duros de la crisis los listados de personas que recibían esta ayuda rondaban los 16.000.

En este primer reparto del 2017 serán los vecinos que vean aliviadas sus necesidades con estos productos no perecederos, y se prevé que no haya diferencias significativas para la segunda fase, aunque esas listas pueden variar por la baja de algún beneficiario actual o por la incorporación de otros nuevos.

Otro dato para el optimismo, aunque moderado, es el mantenimiento de la cifra de kilos de productos que se asignan a la provincia y que llevan un par de años estabilizados tras varios ejercicios de caída. La reducción no era exclusiva para Ourense, sino que se sufría en todo el territorio nacional a raíz de la merma de los entonces denominados excedentes de la Comunidad Europea. Con todo, la realidad sigue siendo preocupante, según Cruz Roja y el BAO porque esos diez mil ourensanos suponen 4.132 hogares que necesitan en la provincia esa ayuda básica para subsistir.

Un centenar de colaboradores

Cabe recordar que las listas finales dependen de la información que facilitan los servicios sociales municipales y las entidades colaboradoras como oenegés, organizaciones de auxilio social o asociaciones de ayuda a inmigrantes. por ejemplo. Esas listas se cruzan y se supervisan a través de las subdelegaciones del gobierno para evitar duplicidades y que quien recibe la ayuda por estar registrado como posible beneficiario a través, por ejemplo, de alguna Cáritas parroquial no forme parte también de la relación de destinatarios de esta ayuda por parte de los servicios sociales del concello en el que residan.

Entre ayuntamientos y colectivos, en la provincia de Ourense hay en estos momentos 110 entidades colaboradoras que reciben los alimentos, o bien del lote que recibe Cruz Roja o bien del que llega al Banco de Alimentos, para repartirlos luego entre los beneficiarios finales.

La provincia recibirá antes de fin de año otro envío con cerca de 500 toneladas más

El paquete de alimentos que reciben en esta fase los vecinos ourensanos -sea cual sea la entidad distribuidora o los colaboradores que realicen el reparto final- ha mejorado en cuanto a variedad y calidad en los últimos años. El que ahora se distribuye contiene arroz, garbanzos cocidos, leche, atún en conserva, pasta, tomate frito, crema de verduras deshidratadas, galletas, judías verdes, fruta en almíbar, cacao, tarritos infantiles de fruta y de pollo, cereales para niños y también para los bebés leche de continuación en polvo, entre otros productos no perecederos.

En otoño los ourensanos que sigan en la lista de beneficiarios de esta ayuda recibirán la segunda entrega correspondiente a este año 2017, si no hay alteraciones con respecto al calendario de entregas habitual en los últimos ejercicios.

En esa segunda fase Cruz Roja recibirá 130.547 kilos y el Banco de Alimentos calcula que se les entregarán en torno a 119.000; aunque la cifra exacta no se conocerá hasta después del verano.

Aún quedará otro lote de productos consignados a este 2017, aunque la realidad es que esa ayuda no suele llegar hasta el año siguiente. Este es uno de los cambios que se han producido en las ayudas procedentes del fondo europeo con respecto a lo que era habitual antes de la fase aguda de la crisis, en la que había una fase más de reparto dentro de cada año natural. Precisamente esa realidad motivó un aumento de las campañas de captación de donaciones de alimentos a nivel local por parte del Banco de Alimentos que equilibra las necesidades el resto del año con esas aportaciones de los ourensanos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Más de 10.500 vecinos siguen necesitando ayuda alimentaria