«Del atletismo se nutren al final las demás modalidades deportivas»

Germán González Sánchez, profesor de la Universidad Laboral y presidente de la Escola Atlética de Pereiro de Aguiar, siempre ha fomentado la actividad física

.

ourense

Germán González Sánchez es docente. Una profesión que imprime carácter y también deja al descubierto muchas inquietudes en la forma de relacionarse con su comunidad.

En el caso de este extremeño afincado en Ourense, su afán siempre ha sido el de moverse en las trincheras, más de obra que de palabra podría decirse, aunque también habla claro. Su nombre sonó esta semana, cuando la Diputación lo distinguió por su trayectoria como técnico deportivo en nuestra provincia: «Tengo que agradecerles que se fijaran en mi trabajo, como tengo que agradecerle al Concello de Pereiro de Aguiar que siempre haya confiado en nosotros para facilitar la formación de varias generaciones de atletas, por entonces eran pocos los que invertían en la base». Y de hecho, Germán no parece de esos que regala los oídos porque sí.

Poco antes de jubilarse, este profesor, que hoy ejerce en Educación Física en la Universidad Laboral, recuerda que sus padres pasaron por Vigo y Lugo antes de asentarse en Ourense. Cuando se convirtió en maestro también le costó regresar a la ciudad de As Burgas: «Comencé a trabajar en Córdoba y Montilla, después fui a Cataluña, porque era la única forma de poder optar después a las plazas en Galicia y mi primer destino aquí fue en Vilamartín de Valdeorras».

Fue en el colegio Xosé Manuel Folla Respino, donde permaneció ocho años y donde también tuvo su primer contacto con el atletismo de base: «Era un buen complemento para los chavales y fundé el club que se formó en el colegio, para que los niños pudieran competir. Antes era más complicado. En Ourense solo había un equipo y en O Barco el ADAS, que todavía sigue trabajando con los pequeños, con Agustín González al frente».

El campo a través y la práctica atlética parecía lo más sencillo para que sus alumnos adquirieran hábitos de vida saludable, pero tanto Valdeorras como en sus posteriores aventuras, Germán tuvo siempre claro que lo realmente importante era que los niños dispusieran de alternativas lúdicas de carácter deportivo: «Del atletismo se nutren al final las demás modalidades deportivas, aunque en todos estos años hemos trabajado con muchos otros deportes. En Pereiro de Aguiar también tuvimos buenos representantes en ajedrez y en voleibol y en fútbol sala destacamos en un torneo muy importante como el Liceo La Paz, que ganamos en dos ocasiones. Incluso tuvimos una jugadora que terminó convirtiéndose en internacional, como Lucía Nespereira. Era una buena lanzadora de jabalina, pero terminó por jugar a un alto nivel en el fútbol sala».

Y son varios más los hombres que han pasado por esa pequeña escuela del Ben Cho Shey, que ha surtido de jóvenes valores a otros clubes de la capital en distintos deportes, además de promover manifestaciones como la carrera popular del municipio, una de las pioneras en la provincia. En ese sentido, el carácter emprendedor de González Sánchez también fue notable, al crear la escuela atlética y presidirla durante años. Curiosamente, fue en la Universidad Laboral cuando asumió en exclusiva la plaza de profesor de Educación Física. Todo un multitarea.

en primera persona

Germán González Sánchez. Nació en Acebo (Cáceres), en 1955 y en 1961 recaló en Galicia. Maestro y promotor de la práctica deportiva.

Universidad Laboral. Su último destino profesional culmina muchos años de docencia a lo largo del país.

«No es bueno que en la competición escolar se vean grandes diferencias de niveles»

La experiencia de Germán González siempre es aprovechable a la hora de hablar de deporte escolar. La lógica mejoría del paso de los años tiene algunas puntualizaciones, según el veterano profesor: «Los niños de hoy tienen muchas más posibilidades que antes para practicar deporte, pero las competiciones escolares entre comillas son algo desiguales en ocasiones. Antes los colegios competían con los colegios y los institutos con los institutos, ahora se mezclan clubes con colegios y algunos de esos clubes son como selecciones, muy superiores a pequeños colegios. No es bueno que en la competición escolar se vean grandes diferencias de niveles».

En especial se fija en el camino que toma el atletismo, recordando los grandes momentos en los que Ourense llegó a contar con representación en las máximas categorías, pero alerta que nunca se puede descuidar la labor de cuidar la base, por eso Germán resalta: «Ahora se está trabajando bien en la ciudad, con clubes como el Ourense Atletismo, La Purísima, el ADAS en O Barco, pero no siempre van a salir figuras, además hay que tener claro que otros deportes pueden tener vías de financiación, pero este no. Los atletas que tengamos aquí serán los que se formen en esta cantera». Desde su atalaya en la Universidad Laboral, a la que llegó en 1999, valora que el trabajo con las categorías inferiores ha variado de modo notable, porque los tiempos son distintos: «Los niños de ahora no tienen tantas ganas de hacer deporte como los de antes, hay que encontrar la forma de motivarlos y que descubran las ventajas practicar una modalidad deportiva». Germán ya cumplió pero no será difícil verlo en alguna pista.

Votación
11 votos
Comentarios

«Del atletismo se nutren al final las demás modalidades deportivas»