Fernando García, un hombre discreto y comprometido con lo público

Economista de formación, el ourensano fue concejal en Pontevedra


Pontevedra/ la Voz

Fernando García Quintela falleció debido a serios problemas cardíacos que padecía desde hace tiempo y que esta vez no pudo superar, tras permanecer varios días ingresado en la unidad de cuidados intensivos en un hospital madrileño.

Ourensano de nacimiento y pontevedrés de adopción, García Quintela era economista y técnico de la Administración del Estado. Entró en la política local de la mano de Gonzalo Adrio Barreiro, como número 3 de la lista del PSOE en las elecciones municipales de 1987. Durante ese mandato fue una pieza fundamental e imprescindible del grupo socialista para el control y seguimiento del área económica del Ayuntamiento, entonces presidido por el alcalde Rivas Fontán. La transparencia absoluta en la gestión económica del Concello y acabar con el ocultismo del lenguaje técnico contable fue uno de sus objetivos como concejal de la oposición. Siempre será recordado como un hombre prudente y discreto, reflexivo y razonable, que no se alteraba por nada y manejaba muy bien la ironía. Su propio hermano, Enrique García Quintela, exingeniero del Concello de Pontevedra, le definió ayer mismo como «muy británico».

Además de concejal, fue director provincial de Transportes y del INEM, cargos que desempeñó desde su compromiso con la mejora de los servicios públicos. Estaba casado con Charo Jiménez y tenía dos hijas, a las que visitaba en Madrid cuando se sintió mal. Allí fue incinerado tras el fatal desenlace y sus cenizas fueron depositadas ayer en el cementerio pontevedrés de San Mauro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Fernando García, un hombre discreto y comprometido con lo público