El Municipal elimina las barreras arquitectónicas y ya es accesible

El museo reabre con una exposición sobre Ourense de la artista Isabell Seidel


ourense / la voz

Hace treinta años -en realidad los hizo el pasado mes de mayo- que el Museo Municipal de Ourense abría sus puertas en la calle Lepanto. En el acto de presentación estaba el alcalde, Antonio Caride Tabarés, que se mostraba especialmente satisfecho por el hecho de que el edificio se inaugurase con una exposición del ourensano Julio Prieto Nespereira. No estuvo solo Caride Tabarés, en lo que a autoridades se refiere. El presidente de la Xunta, Gerardo Fernández Albor, no faltó a una jornada que no dudó en calificar como «muy importante para el resurgir de una de las queridas capitales de Galicia». Si resurgió, efectivamente, es otro debate. Lo cierto es que ahora, con tres década de diferencia, el museo vuelve a abrir sus puertas tras seis meses cerrado. Medio año que le ha servido al edificio no solo para incorporar un ascensor sino también para ser objeto de otras reformas que han mejorado sus condiciones y que han contribuido a hacerlo más diáfano.

Ascensor panorámico

El jueves volverá a haber cuadros colgados en las tres plantas del edificio, a las que podrán acceder por fin las personas con movilidad reducida. Y es que la instalación del ascensor perseguía concretamente que su presencia no se viese limitada, por falta de accesibilidad, a la primera planta.

Una inversión de casi 60.000 euros ha permitido la instalación de un ascensor panorámico que permitirá que el arte no tenga barreras en el Museo Municipal.

«Con esta reforma estamos respondiendo a una demanda que nos trasladaba la sociedad ourensana desde hace años: dotar de accesibilidad a uno espacios expositivo importante de nuestra ciudad», detalla el alcalde, Jesús Vázquez.

Aunque en el pasado se habían instalado rampas para favorecer el acceso de personas en silla de ruedas, lo cierto es que hasta el momento no había forma de que llegasen a las plantas superiores, algo que a partir del jueves ya será posible.

Para reabrir han elegido la obra de la artista alemana, afincada en Ourense, Isabell Seidel: «Es un momento especial porque coinciden muchas cosas: el treinta aniversario del museo, la reapertura tras las obras, la exposición ocupando las tres plantas, que no es lo habitual... todo esto hace que sea un proyecto ilusionante».

«Tempo», una muestra sobre la parte oscura de la ciudad

La exposición, formada por más de noventa obras pintadas específicamente para esta ocasión, lleva el título de Tempo. «Abarca todo lo que es mi trabajo y la vida personal en este momento. Es curioso porque cuando acordamos esta exposición no tenía ningún hijo, ni en camino. Llevo tres años trabajando en ella, aunque con más intensidad este último», relata Seidel en relación al nombre de la muestra, compuesta fundamentalmente por acuarelas, en las que ha jugado con tamaños más grandes que los habituales en su obra hasta el momento.

Es probable que los cuadros contribuyan, en estos días calor, a refrescar el ambiente: «Exploro por primera vez la parte oscura de Ourense, la lluvia. Sigo la línea con las luces y sombras. Agua, humedad, reflejos en las calles... Es una exposición en Ourense, de Ourense y para los ourensanos. Un proyecto muy personal sobre la vida urbana».

Para la artista la acuarela es como una coreografía: «Anticipas todo, antes de empezar a pintar, pero después surgen momento de azar en los que tienes que jugar e improvisar». Se refiere a la particularidad de la técnica, al necesario equilibrio en la mezcla del agua y los pigmentos.

La obra de Julio Prieto Nespereira forma parte del ADN del espacio expositivo

Con la obra de Julio Prieto Nespereira (Ourense, 1986 - Pontedeume, 1991) se abrió el Museo Municipal de Ourense, en la calle Lepanto, hace ya tras décadas. El artista forma parte del ADN de este espacio expositivo, que custodia parte de su obra. En el año 2005, de hecho, se abrió una exposición monográfica con creaciones inéditas en una de las plantas del edificio, aunque diez años después se retiraron para su necesaria conservación. De la Fundación Prieto Nespereira forman parte como patronos el propio Concello de Ourense, la Diputación provincial y la Xunta, a través de la Consellería de Cultura. Al material de la fundación se incorporó en el 2012 el que legó la hija del prestigioso grabador: obras (suyas y de otros artistas), documentación y hasta mobiliario pasaron a incorporarse a los fondos de la institución, que tiene el objetivo de salvaguardar sus creaciones y darlas a conocer.

Visitantes

El Museo Municipal recibe cada año cerca de treinta mil visitas, una cifra que no podrá repetir este año por los seis meses que ha estado cerrado por obras. En todo caso, en el pasado ejercicio, la muestra dedicada a Manuel Prego de Oliver atrajo a más de cuatro mil personas a las instalaciones municipales en un año en el que, en toda la ciudad, hubo diferentes exposiciones en torno a este artista. La segunda muestra con más éxito fue Cuando las neuronas bailan, de César Prada.

La exposición que se inaugurará el jueves, Tempo, permanecerá durante varios meses instalada en las tres plantas del Museo Municipal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Municipal elimina las barreras arquitectónicas y ya es accesible