La venta de vivienda nueva toca fondo por la escasa oferta en la capital

El «stock» de propiedades es de apenas dos mil inmuebles, el más bajo de Galicia


ourense

El mercado de la vivienda se recupera poco a poco pero no todos los indicadores de esta actividad son positivos. El mes pasado, sin ir más lejos, se vendieron en la provincia de Ourense diecisiete pisos nuevos, una cifra que supuso un porcentaje del 15 % respecto a todos los inmuebles comercializados a lo largo de abril, que fueron un total de 110. Se trata del número más bajo de los últimos tiempos y según el sector, es resultado de la escasa oferta de vivienda nueva que existe a día de hoy en la capital ourensana, que ha ido mermando en los últimos años sin que se hayan construido nuevas promociones, debido sobre todo a la inexistencia de un plan de ordenación que las regule. «La ausencia del PXOM y la reducida oferta de vivienda nueva ha volcado claramente el mercado hacia los pisos de segunda mano, pues se han convertido casi en la única opción que tienen los compradores para adquirir una vivienda que se asemeje a sus necesidades de espacio y ubicación», reconoce Eligio Nieto, presidente de la asociación provincial de constructores, ACO, quien advierte que «si ya tuviésemos aprobado el plan ahora mismo habría más de una decena de promotores que ya tendrían iniciada la construcción de otros tantos edificios, pues así nos lo han hecho saber». Advierte, que ahora mismo, las empresas no tienen la seguridad jurídica necesaria para iniciar nuevas promociones.

En la actualidad el excedente en Ourense es el más bajo de Galicia y ronda los dos mil inmuebles, según los datos que maneja la federación gallega de empresas inmobiliarias, Fegein. El año pasado se vendieron 332 pisos a estrenar y en lo que va de año han sido apenas un centenar.

Pisos para estrenar por medio millón de euros en el céntrico parque de San Lázaro

El centro de la capital es, ahora mismo, un pequeño oasis para las empresas de construcción. En esa zona, que se rige por las directrices del Plan Especial de Reforma Interior (PERI) y en la que, por tanto, no es necesaria la aprobación del nuevo plan de ordenación urbanístico para construir, se están promoviendo algunas edificaciones que, en principio, deberían aliviar los problemas de vivienda nueva que sufre el mercado inmobiliario ourensano.

En concreto, en el parque de San Lázaro están ya muy avanzadas las obras de dos inmuebles que liberarán en unos meses más de una veintena de pisos a estrenar. Sin embargo, su precio tal vez sea un obstáculo para muchos compradores. Así, en el mirador San Lázaro, un edificio que ha sido totalmente reformado en su interior, aunque se ha conservado y remozado su fachada principal, se han construido doce viviendas de más de cien metros cuadrados, todas con vistas al céntrico parque y materiales de primera calidad. El precio de la vivienda más asequible ronda los 600.000 euros.

A pocos metros, junto a la iglesia de los franciscanos, también evolucionan los trabajos de otro inmueble de bajo y seis alturas cuyos pisos, aseguran fuentes del sector, podría estar también entre los 3.000 y 4.000 euros el metro cuadrado construido.

 Obras en Progreso

Algo más asequibles podrían ser, seguramente, los precios de los pisos que se comenzarán a construir en la rúa do Progreso. Dos edificios, ambos deshabitados desde hace años y algunos en estado precario, serán totalmente renovados para la construcción de, al menos, otra veintena de pisos. De todas formas, en esa calle existe ya oferta de vivienda nueva pero su precio parece ser un obstáculo para la venta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La venta de vivienda nueva toca fondo por la escasa oferta en la capital