Glaciar Pastoruri, la prueba del calentamiento global

Manu y Peny describen su paso por Huaraz, ciudad andina y capital del departamento de Áncash


«Los políticos, científicos y burócratas han alarmado a la gente con inundaciones bíblicas, sequías y plagas». Christopher Monckton, ex asesor de Margaret Thatcher.

«El alarmismo de los ambientalistas está desafiando nuestra libertad». Václav Klaus, presidente de la República Checa entre 2003 y 2013.

 «El concepto del calentamiento global fue creado por y para los chinos, para atacar la competitividad de la industria estadounidense». Donald Trump, presidente de USA

 Éstas son algunas de las frases que niegan la existencia del calentamiento global o sostienen que éste, no esta provocado por la acción del hombre. Pues bien, nosotros durante nuestra estancia en Huaraz, ciudad andina y capital del departamento de Áncash, tuvimos la oportunidad de visitar el glaciar Pastoruri y realizar el recorrido del cambio climático.

La jornada fue mágica. Comenzamos con un viaje en autobús por el valle de Huaylas, ascendiendo al lado del río Santa, hasta llegar al Parque Nacional Huascarán. Los picos nevados de los andes, la vegetación que se va modificando a medida que vamos subiendo y los cóndores que nos observan desde los cielos, forman un paisaje asombroso.

Desde donde nos deja el bus, tenemos una caminata de media hora por un sendero que, aunque cómodo, se hace un poco duro debido a la altura. Estamos a 5000 metros sobre el nivel del mar y se nota.

Llegamos a la cima y ante nuestros ojos se levanta una gigante masa de hielo que no se puede abarcar de un solo vistazo. Es una estampa sobrecogedora que admiramos en silencio mientras respiramos con dificultad.

Pero Pastoruri también es un lugar donde se puede percibir la realidad que está viviendo el planeta. Se sabe que el glaciar ha perdido, desde 1995 hasta la fecha de hoy, más del 50% de su superficie y, tan solo entre 2015 y 2016, el retroceso de la masa de hielo ha sido de 31,4 metros. Cuando uno ve los carteles que marcan el retroceso del nevado allí, sobre el propio terreno, y comprueba que piedras sobre las que está pisando, estaban cubiertas por hielo hace menos de 20 años, es consiente de la magnitud del problema. El impacto, desafortunadamente irreversible, es evidente. Para nosotros, el calentamiento global deja de ser una teoría científica o el titular de un periódico. Es una verdad de la que estamos siendo testigos y todas las afirmaciones antes citadas caen por su propio peso.

Se estima que al glaciar le quedan menos de 15 años de vida. Y no es una excepción, ya que se pronostica que otras cinco cordilleras peruanas desaparecerán en menos de 20 años. Es un lugar sin futuro y es urgente tomar consciencia.

Iniciamos el descenso con la instantánea del paisaje grabada en nuestras retinas, imaginando como debería ser hace no tanto y lamentando como será dentro de no mucho. Impactados por la belleza y la realidad, nuestra ruta por el glaciar nos provoca sentimientos de incredulidad y de pena que nos hacen reflexionar sobre la deriva del mundo en el que vivimos. Y modestamente, nos gustaría invitar a todas las personas que consideran que el cambio climático es incierto, a visitar el glaciar Pastoruri antes de que deje de existir.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Glaciar Pastoruri, la prueba del calentamiento global