Ourense tiene seiscientos negocios auspiciados por una franquicia

La inversión media por cada establecimiento ronda en la capital los 50.000 euros


ourense / la voz

Montar un negocio aprovechando el tirón de una marca consolidada en el mercado es una alternativa al alza en la provincia de Ourense. En un momento en el que la recuperación económica parece empezar a consolidarse, son muchos los emprendedores que apuestan por una fórmula que suma muchos metros cuadrados de suelo comercial en la provincia.

Tanto es así que en la actualidad hay seiscientos negocios que funcionan en Ourense auspiciados bajo el paraguas de una franquicia, un total que responde al incremento en este tipo de fórmula que se ha registrado en los últimos años. De acuerdo con las estadísticas del sector, la inversión media que supone para el empresario poner en marcha un proyecto de este tipo ronda los 50.000 euros, mientras que el tamaño medio que tienen este tipo de centros es de cien metros cuadrados. En el entorno gallego, las cifras ourensanas demuestran que, por ejemplo, las franquicias tienen mucho más peso en la economía ourensana que en la lucense, donde la cifra total de establecimientos es de 125. Sin embargo, los datos provinciales están muy lejos de los de Pontevedra, donde los informes recientes contabilizan 880 franquicias, y mucho más aún de A Coruña, con más de tres mil.

El canon que, como media, abonan quienes ponen en marcha los negocios a las marcas que dan el visto bueno a la implantación de su sello comercial en la provincia es en la actualidad de casi seis mil euros, la cifra más baja de toda la comunidad autónoma. En total, el suelo comercial franquiciado ocupa en Ourense una superficie de casi ochenta mil metros cuadrados.

Comercios, centros de idiomas, de belleza o restaurantes se acogen a la fórmula

Aunque la franquicia se asocia generalmente con el comercio textil, a Ourense han ido llegando en los últimos años establecimientos como restaurantes, centros de belleza, agencias de viajes, inmobiliarias o escuelas de idiomas cuyos gestores optan por operar bajo una marca consolidada en el mercado. Eso sí, el predominio hoy por hoy es el del sector textil, de la mano de grandes empresas como Inditex, Mango o Cortefiel, tres de los grandes abanderados de las franquicias en España. Las tres tienen en la capital ourensana establecimientos abiertos al público aunque la que tiene su sede en Arteixo es la que suma el mayor número de establecimientos. Zara, Zara Home o Stradivarius tienen una o varias tiendas en la ciudad de As Burgas, que concentra un porcentaje muy alto de todos los negocios de este tipo que están operativos hoy en día en la provincia.

 En las mejores calles

Y en el caso del textil, la concentración no se limita solo a la ciudad, sino a zonas muy concretas de esta. Paseo y Santo Domingo son, con diferencia, las preferidas para las grandes marcas, que antes de conceder permiso para una nueva apertura se aseguran de que cientos de personas pasen cada día por delante de sus escaparates.

 Menos comercio tradicional

Así, en los últimos años ese tipo de negocios ha ido comiendo el terreno al pequeño comercio, que en muchos casos encuentra imposible poder hacer frente al pago de los alquileres de estas calles. Además, el centro comercial Ponte Vella, por su alto número de visitantes diarios concentra también a algunas de las más destacadas, no solo en el ámbito del textil, sino también en el de alimentación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ourense tiene seiscientos negocios auspiciados por una franquicia