«Necesito el deporte para estar bien»

Cándida Andaluz Corujo
cándida andaluz OURENSE / LA VOZ

OURENSE

C. Andaluz, M. Villar

Deportistas ourensanos de élite se vieron las caras con los alumnos del IES O Couto

07 abr 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

No son futbolistas y no mueven grandes masas. Pero ayer un grupo de deportistas demostraron a los jóvenes ourensanos los valores que lleva consigo la práctica del ejercicio físico, además de la satisfacción que produce, el esfuerzo que requiere y las horas de trabajo necesarias para convertir una pasión en una profesión. Álex Vidal (tricampeón del mundo de parataekwondo), Felipe Iglesias (subcampeón del mundo de Jiu Jitsu), Iria Álvarez (internacional de natación) y Javier Valencia (internacional de hockey hierba) se vieron las caras con los alumnos del instituto de O Couto que ayer celebraron el Día del Deporte.

Buena parte de las preguntas de los alumnos tuvieron que ver con las lesiones que sufren los deportistas y sobre la mejor manera de sobrellevarlas. Los cuatro, con experiencias duras en este aspecto, relataron la importancia de ser disciplinado para curarse lo antes posible y de la ilusión por volver a competir como aspectos primordiales para salir airoso de una mal golpe.

«Odio el deporte. ¿Por qué os gusta? ¿Vale la pena tanto esfuerzo?», preguntó una alumna ante las risas de los presentes por su sinceridad. La respuesta de Felipe Iglesias, a modo de interrogante, fue rápida: «¿Y qué te gusta a ti? Pues eso». Después del revuelo, el campeón de Jiu Jitsu destacó: «Considero el deporte como un estilo de vida. No tiene que ser de alto rendimiento, simplemente hacer actividad física como correr o caminar». Y explicó que en los momentos en los que las lesiones le impedían entrenar lo pasaba mal: «Necesito el deporte para estar y sentirme bien». Javier Valencia, por su parte, recordó que el primer club con el que compitió fue el Hockey Albor y que su afición por este deporte nació en el colegio de O Couto a los 8 años. «Empezó como una actividad extraescolar y me enganchó», afirmó. Aunque recordó que de deportes como el hockey no se puede vivir, por lo menos en España, por lo que siguió sus estudios de INEF centrándose ahora en la preparación física. Sobre las medallas más queridas para ellos, la nadadora Iria Álvarez destacó la primera que consiguió en la categoría infantil nacional. «Fui cuarta, descalificaron a la tercera y me llevé la medalla», afirmó. Supo entonces que estaría llamada a realizar importantes gestas en este deporte. También explicó la nadadora ourensana cómo había sido el paso de competir a nivel individual a hacerlo en grupo, con el equipo de waterpolo. «Al principio no fue fácil. A mí me gustaba el deporte por la parte en la que te sientes dueña de ti misma. En el caso de un equipo no es lo mismo. Te sientes responsable de más gente. Tuve que cambiar de disciplina y adaptarme a un ambiente totalmente diferente. Pero estoy feliz», afirmó.