Aulas llenas y vacías, padres transportistas, críticas e incertidumbre climatológica

La nieve ha afectado a casi 3.000 escolares en 65 concellos de la provincia

Nieva con intensidad en Castro Caldelas
Nieva con intensidad en Castro Caldelas

Ourense

Aulas vacías en algunos casos, padres transportistas en otros, normalidad en muchos colegios, críticas a los nuevos criterios de suspensión de los autobuses e incertidumbre ante lo que deparen las próximas horas componen el panorama que se está viviendo en los centros educativos de la provincia con motivo de la alerta climatológica. Son 65 los municipios y 2.935 los estudiantes teóricamente afectados en Ourense.

La nieve y el frío no han sido esta mañana motivo de suspensión de las clases, que sí se vieron alteradas por la ausencia de estudiantes en algunos centros a causa de la supresión del transporte escolar.

La Xunta ha establecido criterios diferentes en función de las zonas geográficas, permitiendo en algunos lugares el funcionamiento de los autobuses a primera hora de la mañana de hoy, miércoles, para llevar a los alumnos a los centros, pero suspendiendo la recogida de la tarde.

En Avión, de la zona Noroeste, faltaron a clase los alumnos que habitualmente utilizan el autobús escolar, aunque el transporte funcionó a primera hora. Solo lo usaron 4 escolares, cuando normalmente viajan 20. El colegio tiene 35 matriculados. Los asistentes realizaron trabajo educativo, pero sin avanzar materia para no perjudicar a los ausentes. Desde la dirección se cuestiona el acierto de suspender el transporte desde las 12 horas del miércoles a las 12 del jueves puesto que puede convertirse, comenta el responsable, Manuel Armada, en una trampa para los padres: «Penso que a Xunta fixo mal suspender o transporte de 12 a 12 horas porque, como ás 10 houbo transporte, os nenos puideron vir, pero despois terán que recollelos os pais e pode ser unha pequena trampa se hai neve e non poden vir ou se para facelo teñen que asumir riscos na estrada».

En Cualedro, de la zona Sur, faltaron los 44 niños matriculados, aunque solo 35 utilizan habitualmente el autobús de la Xunta. Los de la villa tampoco acudieron a clase, por precaución, entiende la directora: «Como non se sabía o que ía vir, os pais decidiron non arriscar».

En Allariz, de la misma área geográfica en el reparto de la Xunta, faltaron poco más de una veintena de escolares de los 400 matriculados, a pesar de que casi la mitad se desplazan al colegio en transporte público cada día. Las familias sustituyeron a los autobuses en la jornada de hoy.

Manzaneda, de la zona de Montaña, también tuvo ayer transporte escolar familiar. No circularon los autocares de la Xunta, que fueron sustituidos por coches particulares. Ana Peña, responsable del centro, detalla que solo faltaron 5: «De momento non hai problema de neve e aquí os pais están preparados para isto». Las familias, en general, explica, «prefiren que se suspendan as clases se se suspende o transporte para non prexudicar os que non poden desprazarse e porque, se é perigoso saír á estrada para o transporte público, tamén o é para os pais».

En Rubiá, de la comarca de Valdeorras, faltaron a clase 5 de los 35 matriculados, aunque son 15 los transportados diariamente. De estos solo fallaron 2; el resto de ausencias eran alumnos de Infantil residentes en la capitalidad. La directora, Andrea Tato, califica la jornada de normal, aunque está a la espera de la evolución del tiempo por si hubiese que avisar a los padres para adelantar la recogida de los alumnos que residen fuera del núcleo urbano.

Nevadas generalizadas, pero sin problemas en las carreteras

Está nevando en muchos puntos de Ourense a estas horas, pero de momento no hay incidencias graves en las carreteras, según David Llorente, jefe provincial de la DGT. Aún así, la situación se prevé más complicada en las próximas horas, por lo que Llorente recomienda informarse sobre el estado de las vías antes de coger el coche. «Queremos recordarlle á xente que pode saber do estado das estradas en www.dgt.es ou chamando ao 011», apunta Llorente. Precisamente en la web de la Dirección General de Tráfico la única incidencia que aparece reseñada a las 12.11 horas es en la OU-536 a su paso por Castro Caldelas. Entre los kilómetros 25 y 35 la circulación está condicionada por la presencia de nieve en la calzada.

Por su parte, el delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, dijo en su visita a Ourense: «Neste momento (12:00) nas carreteiras non hai ningunha incidencia de tráfico en toda a comunidade». Por la mañana hubo problemas para circular por la nieve en Castro Caldelas, pero ya está limpio, añadió. Recomendó que «se non hai necesidade de circular non se colla o coche» y dijo que, si es necesario, debe hacerse con precaución. A raíz de la decisión de la Xunta con el transporte escolar, le preguntaron si recomendaba o no llevar a los niños al colegio y recordó que «neste momento, que son as doce e pico, non hai neve en ningún lado na carreteiras» por lo que concluyó que «coas precaucións necesarias se pode circular».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Aulas llenas y vacías, padres transportistas, críticas e incertidumbre climatológica