Medicina, humanización y humanismo


Dentro del ciclo de conferencias correspondientes al curso «Controversias en Medicina» que se está celebrando en el Colegio Médico la doctora María José de la Torre, especialista en Medicina Intensiva, nos habló sobre proyectos de humanización en los servicios asistenciales y, en relación con su especialidad, del proyecto HUCI: humanización en las unidades de cuidados intensivos. Dicho proyecto pretende «humanizar más» la asistencia en estas unidades aumentando el confort de los pacientes, las familias y los profesionales. Hablamos de confort físico y psíquico para lo cual son necesarios espacios adecuados, apoyo emocional, así como una comunicación fluida y continua entre todos y para todos, no olvidemos que por nuestra condición de humanos somos seres relacionales y racionales que necesitamos vincularnos y comunicarnos en nuestra vida personal social y laboral. Se trata de ir añadiendo detalles de calidad que nazcan de la inquietud y actitud de los principales agentes implicados a saber: los profesionales las instituciones y el estado. Dichas inquietudes y actitudes se plasmarán en una asistencia sanitaria de calidad que refuerce el eslabón más frágil, es decir el paciente y su familia. Tras la exposición el coloquio se centra fundamentalmente en tres aspectos que generan controversia. ¿Se está deshumanizando la medicina del siglo XXI? ¿Son las instituciones y el estado los únicos responsables? ¿Qué debemos de hacer?

En mi opinión no es fácil deshumanizar la medicina. Lo que sí es cierto es que vivimos tiempos de avances tecnológicos que sesgan nuestras actuaciones hacia los hechos basados en el conocimiento científico, dicho sesgo se percibe como deshumanización… debemos de reflexionar sobre ello.

Esta reflexión no puede construirse únicamente sobre una crítica al estado y a las instituciones, sino que cada uno de nosotros debemos de asumir nuestra responsabilidad, aquello a lo que nos hemos comprometido como profesionales intentando mejorar día a día añadiendo valor a nuestros actos, optimizando así nuestras aportaciones a la sociedad. A la hora de la reflexión final sobre propuestas de mejora y en el contexto de la humanización es obligado viajar en el tiempo a la Grecia Clásica donde Sócrates, padre del Humanismo otorga gran importancia a la educación como clave para desarrollar el potencial inherente de cada persona favoreciendo el alumbramiento de lo mejor de cada uno.

La educación y formación específica en nuestro ámbito nos ayudará en la toma de decisiones basadas en hechos, es necesario sin embargo la detección e inclusión de valores que nos permitirán aumentar la calidad y la prudencia de estas decisiones. Dicho esto y teniendo e cuenta que la Ética Clínica es la rama de la Bioética que se ocupa de detectar, incluir y gestionar los valores con la misma precisión que los hechos clínicos propongo dar un paso adelante en dicha disciplina pudiendo así así educar y humanizar con fundamento.

Si a esto sumamos proyectos como HUCI y equipos como el que dirige el doctor José Carlos Villae la humanización de la asistencia está garantizada. Felicidades.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

Medicina, humanización y humanismo