El fuerte viento deja árboles caídos y tendidos eléctricos afectados en toda la provincia

Los servicios de emergencia han trabajado toda la noche y continúan haciéndolo para mantener la normalidad


Ourense

Durante toda la noche los servicios de emergencia de toda la provincia han estado trabajando para dejar limpias las carreteras principales en las que el viento dejo numerosos restos de árboles y objetos. Los bomberos de Ourense mantienen aún sus tres unidades en las calles por incidencias sobre todo con árboles caídos aunque ninguna de carácter grave. 

El viento ha soplado con bastante intensidad y en O Ribeiro el GES continúa actuando en la carretera entre Carballeda de Avia y Leiro donde la caída de un pino grande no dejaba pasar autobús. Para retirarlo fue preciso pedir maquinaria. A primera hora otro árbol cayó en medio de la autovía entre Ribadavia y Barbantes, sin causar accidentes. El GES de Muiños también reporta incidencias similares en varias carreteras locales. También ha sido necesario retirar árboles en A Gudiña. En Lobios y Entrimo el grupo de emergencias ha tenido que cortar hasta 32 árboles y retirar chapas arrancadas por el viento. También han caídos dos fachadas de ladrillo. 

En Cartelle, informa el 112, cayó parte de un tejado sobre el tendido eléctrico y la vía. El 112 apuntó 24 incidencias en la provincia desde las 18.00 horas de ayer a las siete de esta mañana. 

Los servicios eléctricos, telefónicos y de Internet han resultado afectados en diferentes puntos de la provincia. 

El fuerte viento que se registró durante la noche provocó que los bomberos de la capital tuvieran que salir hasta doce veces, entre las 20.30 horas del jueves y las 9.00 de esta mañana para retirar árboles caídos. Hasta dos veces tuvieron que trasladarse hasta el centro de Aspanas pero también actuaron en As Canivelas, la calle Coira, la zona del Puente Nuevo, la avenida de As Valdas, rúa Villamil y Castro, la carretera de Rairo, la costa de Canedo y el entorno del centro de salud de A Ponte. Los bomberos también han trabajado en Untes, donde un árbol cayó sobre el tendido eléctrico, y As Curuxeiras.

Además de los árboles fueron víctimas del viento contenedores, vallas, terrazas que estaban recogidas en el exterior de cafeterías y hasta una cubierta de la sede de la UNED en O Pino.

Muchos árboles derribó durante las dos últimas noches en Castro Caldelas. El GES acumula varias intervenciones, también con contenedores y con tendido eléctrico. En dos pueblos se cayeron los cables, y en el caso de Sás de Penelas, está sin luz. 

En O Carballiño los efectivos de Protección Civil estuvieron realizando intervenciones desde las tres de la madrugada. Árboles y ramas caídas, algún tejado y otras incidencias fueron las registradas durante toda la noche. En el casco urbano fue necesario rescatar a un coche en el túnel de la estación de ferrocarril, al quedar atrapado en la bolsa de agua que se forma en este lugar cuando hay temporal o fuertes lluvias. Antes de las siete de la mañana se produjeron cortes de luz en varias zonas de la villa, en lugares como el cámping del Muíño das Lousas aún siguen sin suministro eléctrico. En el colegio Calvo Sotelo el viento levantó parte del tejado.

En el municipio de Avión los voluntarios de Protección Civil están cortando ramas y árboles en varias vías secundarias del municipio para limpiar y vaciar estas carreteras de elementos que puedan provocar algún accidente. Sobre las cinco de la madrugada fue el momento donde se registró una fuerte tromba de agua. En el núcleo del concello, en la zona de San Xusto, se quedaron sin suministro eléctrico a primera hora de la mañana, entre las 7.30 y 8.00 horas, y se está a la espera de que se solucione la avería. 

El temporal provocó diferentes caídas de árboles en las comarcas de A Limia y Verín. Las consecuencias más relevantes fueron las dificultades para el tráfico a primera hora en la OU-113 en A Requeixada, en Laza, por la caída de un árbol en el vial. Algo similar sucedió en la OU-1051, entre Laza y Toro. Las vías quedaron expeditas a primera hora de la mañana.

En Verín un vecino reclamó la intervención de los bomberos por un pequeño anegamiento en su bajo, por la crecida del río Támega, en la aldea de Pazos, En esa mismo pueblo, los bomberos también tuvieron que retirar ramás de un árbol caídas en el vial entre esa localidad y el castillo de Monterrei.

En Vilar de Barrio cayeron varias tejas de una vieja casa en la aldea de Maus y también se debió retirar las ramás caídas de un árbol en San Miguel.

En el casco urbano de Xinzo, Protección Civil y la brigada de obras del Concello retiraron árboles o ramas caídas en puntos como el parque do Toural, Damil o Lamas. Un invernadero ubicado en las afueras de la villa resultó dañado y cayeron varias tejas en diferentes puntos de la villa, sin provocar daños personales. 

En A Pobra de Trives tuvieron que retirar varios árboles y una farola derribados por el viento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El fuerte viento deja árboles caídos y tendidos eléctricos afectados en toda la provincia