El COB afronta otra prueba de resistencia ante el pujante Lleida

LEB Oro Los ourensanos quieren refrendar la buena imagen que causaron en Palencia


ourense / la voz

Al COB solo le faltó el resultado positivo en Palencia, donde cuajó uno de sus mejores partidos del curso, pese a caer ante uno de los gallitos de la competición, pero sin apenas descanso, la LEB Oro continúa esta noche (21.00 horas) en el Pazo, con otro duro reto ante el crecido Lleida.

Gonzalo García de Vitoria sabe de la importancia de los días de más de que dispuso Borja Comenge para preparar a los suyos, ya que los ilerdenses no jugaron en la pasada jornada: «En Palencia competimos bien, pero no se consiguió sacar una victoria ante un rival con experiencia, que fue lo que marcó el partido en los minutos finales. Ahora nos enfrentaremos a un equipo excelente, que supo sobreponerse a la marcha de su jugador más importante, Luka Rupnik, a la Liga Endesa, con la llegada de Papantoniou, que ya nos ganó aquí con Araberri».

El técnico de los ourensanos incidía en que Comenge recogió el testigo del buen trabajo de Joaquín Prado en años anteriores y que ahora ha conseguido llevar al cuadro catalán al nivel de plantillas más consolidadas en la categoría. De ese modo, será otra piedra en un camino que se ha empinado, como estaba previsto en esta última parte de la primera vuelta: «Sabemos que el final iba a ser muy complicado, con equipos de máximo nivel o que lo están haciendo a un máximo nivel. De Lleida sabemos que no es una plantilla llamativa, como Breo, Palencia, Coruña o Melilla, pero es más de alabar, lo bien que están trabajando. Por lo menos demostramos hace dos días que pudimos disputar un partido a un rival muy superior. Ahora mismo no me importa la clasificación, no me preocupa estar más o menos cerca de los puestos de cabeza, porque tenemos claro cuáles son nuestros objetivos y que nuestra ambición es el punto estrella».

El propio Gonzalo García había aplazado las valoraciones para cuando se completara la ronda inicial del torneo y, si bien su equipo parece haber encarrilado con holgura el objetivo prioritario, que no era otro que evitar problemas derivados de las plazas de descenso, tampoco quiere que sus hombres sean conformistas. Con vistas a la cita ante Lleida, es claro: «Están bien, cansados evidentemente, porque el partido del viernes fue de máxima intensidad y el viaje no es largo, pero hacerlo en el día son diez horas de viaje y no puedes descansar, porque hay que volver a entrenar de inmediato».

La solvencia anotadora de Guerra parece un aliciente para el ataque cobista y el duelo que pueden establecer Jukic y Miki Feliu, uno de los mejores aleros de la Liga, otra de las claves del choque, sin olvidar la incorporación del citado Papantoniou o la aportación de Garrett Nevels, un jugador que los ilerdenses han convertido en una de las sensaciones del torneo. La batalla se plantea reñida.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El COB afronta otra prueba de resistencia ante el pujante Lleida