En seis años se redujo a la mitad la retirada de puntos a conductores

Tráfico lleva detraído desde enero 20.500, muy lejos de los 46.000 puntos del 2010


ourense

No solo se han reducido de forma más que notable las cifras de siniestralidad en las carreteras de la provincia, con llamativos y continuados descensos en el número de víctimas, sino que también ha bajado la gravedad de las sanciones, un dato que se deja sentir en el descenso del número de puntos retirados a los conductores. Las fuerzas de seguridad, particularmente la Guardia Civil de Tráfico, vigilan y sancionan con el mismo rigor, el número de infracciones es el mismo, incluso puntualmente superior, pero en su mayoría son de carácter leve, o menos grave, según el análisis que hace el jefe provincial de Tráfico, David Llorente.

En lo que va de año, según las cifras que maneja Tráfico y sin contabilizar las que pueda dejar diciembre, son 20.488 los puntos que se han perdido. De mantenerse el ritmo, como parece previsible, se añadirán otros 1.800, con lo que la cifra final podrá situarse entre 22.000 y 23.000 puntos, la mitad de los 46.000 que se habían registrado en el 2010, de acuerdo con los datos oficiales de Ourense. Desde entonces, el recorte fue continuado año a año.

La radiografía de las infracciones que se sancionan en la provincia mantiene en cabeza los excesos de velocidad, con 2.943 denuncias entre enero y el pasado fin de semana, que dieron luego a la retirada de 6.998 puntos a los conductores denunciados por este proceder, prácticamente en todos los casos con situaciones documentadas por imágenes de radar, tanto fijos como móviles.

El siguiente apartado corresponde al exceso de alcohol por parte de los conductores, con 961 sanciones y un total de 4.332 puntos detraídos en lo que va de año. En este apartado se incluyen tanto quienes son detectados en controles preventivos de alcoholemia, como los que se delatan al verse implicados en accidentes de tráfico. En estos últimos casos los análisis se hacen como parte de la rutina de los atestados y, cuando no es posible que el conductor sople en el etilómetro para obtener una prueba por aire espirado, se pueden realizar directamente en el centro hospitalario al que haya sido trasladado si se encuentra herido.

Los positivos por drogas llevan camino de quedar por debajo de la cifra de 2015

En el cómputo general de puntos perdidos por conductores ourensanos se sitúa en tercer lugar el consumo de estupefacientes. Este año, al margen de los positivos que aún se van a detectar en el mes de diciembre, son ya 574 las personas que han sido denunciadas por haber aparecido restos de cocaína, cannabis, anfetaminas, metanfetamina y opiáceos en general. En total, la pérdida de puntos por este apartado es de 3.444, un número proporcionalmente más alto que por alcohol, pues en este caso la sanción es única y sin diferencias por la gravedad de la tasa: son mil euros y seis puntos menos. Las 574 sanciones, en cualquier caso, anticipan un probable descenso a final de año y un cambio de tendencia, sin llegar a los 800 casos del pasado 2015, que habían sido motivo de gran preocupación, en la medida en que multiplicaba los 240 del 2014 y los 63 del 2013 y 2012, frente a los 10 del 2011.

Ni siquiera dos sanciones al mes por circular en motocicleta sin casco obligatorio

La utilización de teléfonos móviles al volante y la falta de uso de los cinturones de seguridad son también motivo de sanción y pérdida de puntas en el cómputo general de la provincia de Ourense. Por el empleo de los móviles, sin hacerlo utilizando los sistemas de conexión que están permitidos al no interferir en la conducción, han sido sancionadas 582 personas, que han perdido un total de 1.746 puntos. Por no llevar puesto el cinturón, las 633 denuncias de este año -entre enero y el primer fin de semana de diciembre- han dado lugar a la pérdida de 1.899 puntos por parte de los afectados.

En el otro extremo, entre las infracciones que cada vez tiene menos relevancia en la estadística de la provincia de Ourense está la de conducir motocicletas sin casco. No hace tantos años, según recuerda el jefe provincial de Tráfico, solo por este concepto se ponían tramitar alrededor de 1.500 sanciones al año, cuando en la actualidad apenas son diecinueve las de este año, que acarrean la pérdida de 57 puntos. «Apenas pesan en el conjunto, porque, en realidad, hoy ya no se ve a ningún motorista por la carretera sin el caso puesto», como resalta David Llorente.

Que solo se hayan sancionado 151 conductores por saltar semáforos en rojo, con la pérdida de 600 puntos, sumando denuncias de las distintas policías locales de la provincia, no significa que se respete la luz de estos reguladores del tráfico, sino que apenas se detectan y son pocas las denuncias que se tramitan. Que los concellos no dispongan cámaras de vigilancia es, en este punto, determinante para que no se llegue a sancionar.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

En seis años se redujo a la mitad la retirada de puntos a conductores