El Barco se rebela contra su mala fortuna como local

A un Barbadás más compacto en casa se le resiste el triunfo como visitante


Calabagueiros es uno de los campos más animados en el grupo gallego de la Tercera División y, sin embargo, al Centro de Deportes Barco se le están atragantando sus partidos como local, aunque el Racing Vilalbés cortó una racha de tres victorias consecutivas que parecía arreglar esa tendencia, ya precedida por una cierta irregularidad el pasado año.

Son varios los jugadores locales que no se explican, sobre todo, el hecho de que sean los visitantes los que en reiteradas ocasiones obligan al cuadro de Javi Rey a ir contra remolque en el marcador, si bien contra el segundo clasificado, sucedió todo lo contrario el pasado fin de semana, cuando remontaba su rival para llevarse los puntos.

El caso es que ya son tres los partidos perdidos en casa, por cuatro victorias y el triunfo chairego puso fin a la mejor racha de los valdeorreses en el presente curso, porque sumaban siete partidos sin perder, hasta encaramarse a los puestos de promoción de ascenso.

Todos esos datos contrastan además con la facilidad que los barquenses han demostrado para puntuar en cualquier campo, porque si comenzaron la temporada llevándose un correctivo de su visita a Cerceda (4-1), a partir de ahí han enlazado seis desplazamientos con resultados positivos, incluidos los partidos que ganó en Ribadumia y Compostela, como momentos álgidos.

Su examen de hoy (16.00 horas) enfrenta al Barco ante un Arousa que marca la línea de la cuarta posición, por lo que se trata de una buena oportunidad para integrarse en el grupo más selecto de la categoría. El equipo que dirige Xurxo Otero es uno de los serios aspirantes a luchar por el ascenso y uno de los visitantes más incómodos del torneo, si bien, hay tropezado en dos de sus tres últimos viajes, en Castro de Rei y Carballo.

Cangas

Hasta los dominios del Alondras se mueve hoy un Barbadás que a partir de las 16.30 horas pretende seguir demostrando la fiabilidad que ha alcanzado con el modelo de Miki López. Si los azulones no han perdido todavía en casa, tampoco son un enemigo cómodo lejos de Os Carrís, aunque sí se les ha resistido el triunfo más de la cuenta, tanto que no han podido repetir el que sumaron en el feudo del Silva la primera vez que asumieron el papel del forastero en la actual campaña.

Aún así, la regularidad del plantel de A Valenzá es evidente a pesar de bajas sensibles y, aunque todavía no tienen el alta médica jugadores como Iago Fernández, Luis o Adrián, sí regresa a la convocatoria el brasileño Cassio Goes, una buena noticia para rearmar la sala de máquinas y equilibrar el juego de los ourensanos.

Realmente, no hay muchas diferencias entre ver al Barbadás fuera o ante su público, porque no es un adversario que regale puntos a nadie. Llega al Morrazo con tres semanas consecutivas puntuando y con el top cuatro al alcance de la mano. Si las lesiones comienzan a respetar a un elenco cada vez más asentado tras la revolución del pasado verano, quizás su progresión sea incluso más rápida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Barco se rebela contra su mala fortuna como local