Billetes agotados para viajar en el catamarán del Sil

El servicio había vendido desde abril cerca de 10.000 pasajes


Con el inicio del verano y la afluencia de turistas, el mes de julio de 1996 se presentaba halagüeño para el servicio de catamarán de la Ribeira Sacra. El nuevo responsable de su gestión, Manuel Pardo, valoraba hace veinte años las perspectivas de la nueva temporada y los resultados de actividad de los cuatro primeros meses del año. El servicio había vendido, desde el mes de abril, cerca de 10.000 pasajes y toda la primera quincena de julio contaba con reservas. El cartel de no hay billetes lucía para esa etapa, metafóricamente hablando, en el puerto de atraque del cañón del Sil. Los visitantes que ese año se animaron a descubrir la Ribeira Sacra con la perspectiva del curso fluvial procedían, en su mayor parte, de Galicia, con especial representación de las provincias de A Coruña y Pontevedra. No faltaron, sin embargo, turistas de origen más lejano, como Alemania o Francia. El catamarán de la ribera ourensana ?funcionaba otro en la orilla lucense? tenía en ese momento como complemento seis oficinas de información turística en Montederramo, Caldelas, Rocas, Santo Estevo, Parada de Sil y Espadanedo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Billetes agotados para viajar en el catamarán del Sil