En medio año van 1.735 denuncias por exceso de velocidad en Ourense

Los cinco casos enviados al juzgado ya superan los tres acumulados en 2014 y 2015


ourense / la voz

Los excesos de velocidad que superan los límites que detalla el Código Penal acaban en los juzgados. En lo que va de año ya son cinco los episodios, el último de ellos detectado durante el puente de la noche de San Juan. Dejan de tener la mera condición de infracción administrativa para ser delitos contra la seguridad del tráfico. El total de conductores que en algún momento del año han sido sorprendidos por el radar circulando a más velocidad de la permitida asciende a 1.730, una cifra a la que habrá que añadir los que hayan podido sumarse ayer, ultimo día de junio.

La mayoría de esos excesos de velocidad corresponde a situaciones que, a efectos de sanción, cuestan dos puntos a los infractores. Son las menos graves, las más numerosas y las que, en algún caso en particular, hay reincidencia. De hecho, aunque son 1.493 los sancionados, son 1.500 las multas con pérdida de dos puntos. En el siguiente nivel de gravedad, son 181 sancionados los que han perdido cuatro puntos. Y ya en el escalón más alto de sanciones, las de pérdida de seis puntos, que son situaciones que en algún caso se mueven al borde del delito, han sido sesenta los conductores identificados por los radares en distintos puntos de la provincia.

4.080 puntos perdidos

En total, durante el primer semestre del año las infracciones de tráfico por exceso de velocidad en las distintas carreteras de la provincia, fundamentalmente en carretera nacional y en autovía, dieron lugar a la pérdida de 4.084 puntos a 1.730 conductores.

Deja este primer período del año esa cifra llamativa de cinco infracciones por exceso de velocidad, tramitadas como delito. Alcanzan esta consideración las situaciones en las que se superan en más de 60 km/h las limitaciones que correspondan a vías urbanas y las que rebasan en 80 km/h los límites en vías interurbanas. Este supuesto es el que corresponde al último episodio localizado en la madrugada del pasado jueves, día 24, en la recta de Quintela. El turismo fue localizado a 147 en un lugar limitado a 50 km/h, con lo que en ese mismo tramo pasaría a ser delito a partir de 130 km/h.

Hasta 228 km/h

Los cinco casos de este año, con velocidad de hasta 228 km/h en uno detectado en la A-52, superan con creces la cifra de años anteriores. En el 2015, según los datos que maneja la Guardia Civil de Tráfico, tan solo uno se tramitó como delito, correspondiendo a un exceso de 215 km/h en la A-52 el día 8 de febrero. En el 2014, por su parte, fueron dos las denuncias de las que se dio cuenta al juzgado al guardia: el 1 de agosto, a 211 km/h en la A-52 y el 19 de diciembre, también en la A-52, otro caso llegó hasta los 211 kilómetros por hora.

La conducción temeraria añadió 35 episodios

Los excesos de velocidad figuran como primera causa en el número de denuncias que tramita la Jefatura de Tráfico en Ourense. Hay otras infracciones que adquieren relevancia por el riesgo que suponen para los demás usuarios. Por conducción temeraria, seis puntos en cada caso, 35; no respetar STOP, 36; adelantamientos peligrosos, cuatro; no respetar luz de paso en los semáforos, 108; y por no respetar prioridad de paso se suman otras 24 denuncias.

Los 293 positivos en estupefacientes se suman a otros 577 por alcohol en el mismo período

Después de los excesos de velocidad, que se mantienen a considerable distancia como la primera causa de sanción por parte de la Jefatura de Tráfico de Ourense, los positivos en los controles de alcoholemias y drogas ocupan un segundo escalón en el que las cifras de alcohol se contienen mientras suben de forma llamativa las de drogas.

Sobre los 3.508 conductores sancionados, 577 lo fueron por positivos en alcohol, de los cuales 155 se situaron en el nivel de máxima gravedad administrativa, con la pérdida de seis puntos en cada caso. Por lo que se refiere al consumo de sustancias estupefacientes, que se detectan con unos controles específicos de saliva, que en los positivos son luego contrastados por laboratorio, han sido 293 los denunciados, más de la mitad de los que corresponden a alcoholemias. Cada uno de ellos pierde seis puntos en su carné de conducir.

Teléfono móvil

Por el uso del teléfono móvil al volante, que supone la pérdida de tres puntos, fueron sancionados 343 conductores, en algún caso en más de una ocasión, puesto que el total de sanciones es de 348 en seis meses.

En cifras similares se sitúan, por otra parte, las denuncias que corresponden a la ausencia, deficiencia o mal uso de cinturones de seguridad y dispositivos homologados para niños, que han sido 325 desde enero.

Uno de los aspectos en el que se nota de forma especial la labor preventiva de la Guardia Civil de Tráfico es el del caso entre los motoristas, reducido a nueve denuncias durante el primes semestre de este año.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

En medio año van 1.735 denuncias por exceso de velocidad en Ourense