Un informe reconoce la saturación de la depuradora

Los vecinos de Reza denuncian molestias por el mal olor

Una protesta vecinal en el año 2008
Una protesta vecinal en el año 2008

Ourense

Una auditoría sobre la depuradora de Reza presentada en junio de 1996 atribuía a una inadecuada utilización los malos olores que continuamente provocaban molestias y protestas de los vecinos de la zona. La empresa encargada de la gestión de la estación, Aquagest, admitía entonces la existencia de fallos pero los achacaba, no a incompetencia o incapacidad, sino a la saturación de las instalaciones. La estación, afirmaba el 26 de junio de hace veinte años el gerente de Aquagest, Pere Sala, soportaba entonces la carga hidráulica y de residuos prevista para el año 2021. Los fangos, que se apuntaban como origen de los malos olores, fueron tenidos muy en cuenta en la auditoría. Este informe indicaba que el proyecto de la depuradora hablaba de una capacidad futura de la línea de fangos de 11.000 Kilogramos por día, cantidad superada en el momento del análisis en 780 Kg. Al estar trabajando al cien por cien el conjunto de la estación, indicaba la empresa concesionaria, no se facilitaba la eliminación de esos fangos, provocando su acumulación la mayoría de las molestias denunciadas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Un informe reconoce la saturación de la depuradora