De convento de clausura a clínica dental

La fachada de la calle Santo Domingo se renovará con la rehabilitación de un inmueble sin uso de mediados de los 40


En plena milla de oro, la calle Santo Domingo se ha afianzado en los últimos años como un referente comercial de la ciudad de Ourense. Aunque a la sombra del Paseo, en este céntrico vial es difícil encontrarse con un local vacío, así que para abrirse un hueco en este escaparate no queda más remedio que restaurar edificios sin uso. Esa es la apuesta que ha realizado el dentista ourensano Floreano Vázquez Taín, que ha apostado por la compra de un edificio abandonado de mediados de los cuarenta en el tramo de la calle más próximo al parque de San Lázaro. Su rehabilitación, que está pendiente de los últimos permisos de Patrimonio y del Concello de Ourense, permitirá renovar la fachada de la comercial Santo Domingo y, de paso, poner en valor un edificio con infinitas posibilidades.

El cambio de uso será radical, ya que pasará de antiguo convento de clausura a clínica dental. La rehabilitación  fue encargada al arquitecto Fernando Martínez Lama, que apostará por darle un aire centroeuropeo a la fachada, aunque siempre respetando su distribución actual, tal y como marcan las pautas de Patrimonio. Tampoco cambiará la fachada posterior ni la estructura del edificio, que mantendrá sus cuatro plantas por las que se repartirán los diferentes servicios que tiene previsto ofrecer la clínica de Vázquez Taín, que actualmente ocupa una planta en un edificio de Ramón Cabanillas, esquina con la avenida de Buenos Aires. Habrá, según figura en el proyecto, 700 metros cuadrados útiles con una zona delimitada para quirófano. Lo que no se tocará será una bóveda que permanece de su antiguo uso como convento, en un lugar que ocupaba una capilla.

El inmueble se encontraba en manos de un conocido empresario ourensano, antes de que fuera adquirido para su uso como clínica dental. La propiedad era en su época de apogeo del obispado, que lo utilizó durante años como convento de clausura. Posteriormente lo vendió mediante una subasta en sobre cerrado. Los planes de los nuevos propietarios es que las obras comiencen en medio año y que estas se prolonguen durante unos doce meses.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

De convento de clausura a clínica dental