¿Hacen falta asesinatos?


Los he visto. Tienen 14 o 15 años y están enamorados. Él le dice cómo vestirse, le pregunta con quién ha estado, le explica qué cosas tienen que gustarle. Ella sonríe y se enamora más. Y él, que es un niñato, se cree muy hombre.

Creí que mi generación sería la que acabaría con la violencia machista. Pensaba que, formadas y emancipadas, cada vez quedarían menos mujeres que tuvieran que «aguantar». Creí que como somos capaces de cambiar el mundo también cambiaríamos eso... Pero algo se rompió en esos planes y bajo los titulares de los asesinatos, demasiados, está la letra pequeña que incluye la v de violencia en tantas y tantas relaciones... También en esas que empiezan, en esos primeros amores (que no son amor) con los que tendrías que sentir que la vida es maravillosa y que el mundo no tiene barreras, no tiene límites, puedes comértelo a bocados que saben a beso.

Pienso en ello cada vez que hay una concentración en la praza Maior o junto a la Castañera. Cuando tengo noticia de iniciativas institucionales que parecen muy bonitas en el papel (declaraciones, comisiones, planes...). Son necesarias pero no lo que necesitamos. Porque necesitamos más.

Y no me quito de la cabeza algunas preguntas: ¿qué tenemos que hacer para que los hombres de mañana respeten a las mujeres de mañana, pero ya hoy?, ¿qué tenemos que hacer para que ellas se respeten a sí mismas?

Y, sobre todo: ¿cuándo vamos a hacerlo?, ¿cuántos asesinatos más nos hacen falta?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

¿Hacen falta asesinatos?