El inglés es lengua vehicular en 34 centros educativos de la provincia

mar gil OURENSE

OURENSE

Los colegios imparten íntegramente en esa lengua una materia obligatoria

11 jul 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

El colegio celanovense Curros Enríquez se incorporará el próximo curso a la red de centros educativos plurilingües de Ourense. Hará el número 35 de la provincia y el 256 de Galicia. El plan de potenciación de lenguas extranjeras -fundamentalmente el inglés- puesto en marcha por la Consellería de Educación en el 2010 es la plataforma para la incorporación de este idioma como lengua vehicular en materias obligatorias del currículo escolar.

El adjetivo plurilingüe se ha ido colando en los últimos años en las placas de las fachadas de numerosos centros educativos. Es el indicador de que el inglés está copando espacios y tiempos en las aulas con el objetivo de mejorar la competencia de los jóvenes estudiantes en ese idioma.

Ser un centro plurilingüe significa que, más allá del empleo normativo de las dos lenguas cooficiales de Galicia, se imparte en una lengua extranjera -en el caso de Ourense todos los colegios han escogido el inglés- una materia ajena al ámbito lingüístico. Puede ser Matemáticas o Física, por ejemplo, pero no la propia asignatura de Inglés.

Otra de las condiciones del programa es que todos los alumnos participen obligatoriamente. Es decir, a la hora de realizar la matrícula, las familias deben saber que determinada materia va a ser impartida en inglés y que su hijo tendrá que cursarla y examinarse en ella.

El uso de la lengua extranjera en esas condiciones no puede exceder un tercio del horario lectivo total.

Por el momento, los colegios ourensanos solo imparten asignaturas íntegramente en inglés en los niveles obligatorios de primaria y secundaria. La Xunta abrió este año la posibilidad de solicitar esta modalidad también en bachillerato con vistas a próximos cursos.

Profesor y auxiliar

De los 34 ourensanos incorporados a la red hasta este momento, 19 son privados concertados y 15, públicos. Cada uno de ellos escoge una materia para ser impartida exclusivamente en inglés por un profesor titular adscrito al centro que cuente con la formación adecuada -nivel B 2-; a mayores, la Xunta aporta un auxiliar de conversación, un titulado nativo que refuerza la labor del docente y, sobre todo, facilita la interacción y la comunicación de los escolares en inglés.

El fomento de la habilidad de expresión oral es uno de los factores más valorados por los docentes. De ahí, insisten, la importancia de disponer de personal especializado en número suficiente para atender una demanda que va en aumento.