Análisis: En las de Lugo y A Coruña, sí, pero en la de Pontevedra, no

La Voz

OURENSE

Todas las instituciones provinciales gallegas gastan más en sueldos políticos que la ourensana

25 jun 2015 . Actualizado a las 13:33 h.

Todo cambiará respecto a la situación previa al 24M porque, salvo en Ourense, habrá alternancia en los gobiernos de las diputaciones gallegas y todo se deberá negociar desde cero. Sin embargo, el análisis del reparto de sueldos políticos da una idea de las diferencias que existen entre unas instituciones y otras, ahora que José Manuel Baltar no descarta que también diputados de la oposición puedan estar liberados para su trabajo en la entidad ourensana. Así ocurría hasta ahora en las de A Coruña y Lugo, pero no en la de Pontevedra.

En la coruñesa ocho miembros de la corporación saliente tenían dedicación, siendo dos de ellos de los grupos opositores (uno del PSOE y otro del BNG) y el resto, del gobierno popular liderado por Diego Calvo. El coste total de sus sueldos se eleva hasta 494.579,19 euros anuales. El caso de Lugo es, sin embargo, el más llamativo y también el más equiparable al de Ourense por su tamaño y capacidad presupuestaria, que no en lo que respecta a sueldos políticos. Pese a que en el mandato 2011-2015 hubo una rebaja respecto al anterior, el bipartito de socialistas y nacionalistas en la Diputación lucense gastó 456.230 euros al año solo en los salarios del gobierno (presidente, vicepresidente, cinco delegados de área y uno a tiempo parcial). A ello habría que añadir las tres dedicaciones (dos exclusivas y una parcial) de que disfrutaban otros tantos diputados del PP, en la oposición hasta ayer.

Falta por analizar la institución provincial de Pontevedra, la única junto a la de Ourense en la que los grupos opositores no contaban hasta ahora con ninguno de sus cargos electos con sueldo público. Allí cobran, no obstante, cuatro miembros del gobierno provincial: el presidente, el vicepresidente y dos diputados. En total el coste de esa decisión supone 290.119,68 euros anuales si se incluyen también los gastos de Seguridad Social.