El estado de la autovía de las Rías Baixas genera división


La autovía de las Rías Baixas es la principal vía de alta capacidad que atraviesa la provincia de Ourense. Es también la más veterana y eso, junto con los descuidos en su mantenimiento, provoca que en algunos tramos su estado no sea el que se espera de una carretera de estas características. Los reasfaltados no se producen de manera uniforme y eso se nota en su estado y también en la percepción que los conductores ourensanos tienen de su nivel de mantenimiento.

Según una encuesta elaborada por Sondaxe para La Voz de Galicia, cuatro de cada diez vecinos de la provincia consideran que su conservación es buena o muy buena. Esa buena percepción es, en términos absolutos, mayor que la cifra de ourensanos que entienden que su mantenimiento es malo o muy malo. Son, según los datos facilitados por Sondaxe, un 37 %. Si que es cierto que el nivel de descontento entre los que no aprueban el mantenimiento que el Ministerio de Fomento realiza de la A-52 en su recorrido que va desde el límite con la provincia de Zamora con el de Pontevedra, ya que hay hasta un 8,6 % de los consultados que considera que su nivel de conservación es muy malo. Por otro lado, los que no saben valorar esta cuestión son un 22,7 % de los encuestados.

La mayor disparidad de resultados sobre esta cuestión se da si la división de los opinantes se divide según sus simpatías políticas. Los más benévolos con las deficiencias en el cuidado de la autovía de las Rías Baixas son los votantes del Partido Popular, formación política que ahora mismo tendría la responsabilidad de asumir esas mejoras en el asfalto de la vía de alta capacidad. Hasta un 43,8 % entiende que se encuentra en unas condiciones óptimas para su circulación. De hecho, hasta el 1,6 % le pone un sobresaliente al Gobierno central en la tarea de conservación de la A-52. Tampoco son excesivamente críticos los que en las últimas elecciones autonómicas dieron su apoyo al PSOE. Todo lo contrario sucede con los votantes de Alternativa Galega de Esquerda. La cifra de encuestados que considera como muy malo el estado de esta vía de circulación es de un 46,9 %. Lo mismo sucede con los votantes del BNG, ya que el número de descontentos se sitúa en el 57,9 %. Los ourensanos que apostaron por otras formaciones políticos son, sin embargo, los más críticos ya que seis de cada diez son muy críticos con la conservación de la A-52.

La capital es el termómetro

A la hora de testar la opinión de los ourensanos sobre la situación actual de la autovía de las Rías Baixas, los vecinos de la capital provincial son los que marcan tendencia, ya que sus opiniones casi calcan el resultado global de la encuesta. Los vecinos de las villas que tienen entre 5.000 y 10.000 habitantes, son por su parte los que más se mojan en el debate, aunque con disparidad de criterios. El 46,8 % la ven bien y el 37,4 % mal.

barómetro de sondaxe

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El estado de la autovía de las Rías Baixas genera división