La red provincial de carreteras consumió más de 300 toneladas de sal en cuatro días

La Diputación gestiona 1.850 kilómetros frente a los 1.400 estatales y autonómicos

Aunque nevó, el principal problema en las carreteras ourensanas lo ocasionaron las heladas.
Aunque nevó, el principal problema en las carreteras ourensanas lo ocasionaron las heladas.
la voz

Las carreteras de titularidad provincial suman 1.850 kilómetros. Son las que requieren de una mayor atención en períodos de frío, bajas temperaturas, nieve y helada. Y aunque ayer, lunes, ningún escolar de la provincia dejó de acudir a su colegio por el mal tiempo, sin que tampoco resultase especialmente conflictiva la circulación, equipos de mantenimiento de carreteras como los de la Diputación Provincial intensifican su actividad. La labor preventiva, según dice el jefe de este servicio, Antonio Sánchez Moro, resulta determinante. La sal es el mejor antídoto contra las placas de hielo en la calzada. Desde el jueves, solo las vías de titularidad provincial, es decir, las que dependen de la Diputación, han consumido cerca de 320 toneladas de sal. Autovías y carreteras de titularidad autonómica o estatal también añaden otra buen ración al gasto total, aun cuando son menos los kilómetros y también es menor la cifra. Frente a los 1.850 kilómetros de carreteras de la Diputación, la Xunta gestiona 1.034 kilómetros, de los cuales 986 son carreteras convencionales y 48 corresponden a las autovías a Santiago y Celanova. De titularidad estatal son 366 kilómetros de la llamada red nacional y 156 kilómetros de autovía.

Trives y Viana son, como norma, las dos zonas que más exigen en situaciones a los equipos de la Diputación, si bien este fin de semana se ha extendido a la práctica totalidad de la provincia.

La labor fundamentalmente preventiva, sin que en ningún caso se haya tenido noticia de episodios de aislamiento, se ha localizado en frentes muy concretos. Especial atención han precisado las carreteras desde Bande hacia la frontera portuguesa por Muíños y tramos interiores de montaña; desde Xinzo hacia Calvos de Randín y Cualedro, hacia las montañas de Baltar y la raia con Portugal; la ruta desde Cea a Oseira; el paso de Verín a Castrelo de Miño, particularmente a las zonas más difíciles de Campobecerros y Veiga de Nostre; Vilardevós a Vendas da Barreira; Celanova a Quintela de Leirado; las conexiones entre Maceda, Xunqueira de Ambía y Espadanedo, el entorno de Vilariño Frío, el ramal a Cabeza de Meda y al repetidor de TVE, como también las comunicación entre San Xoán de Río, Montederramo y Manzaneda.

Más de 1.000 kilómetros al día

Cuenta este servicio de conservación de carreteras con siete quitanieves y tres furgonetas abiertas tipo pick up para situaciones como la de este fin de semana, aunque, como dice el jefe de este servicio, Antonio Sánchez, se utilizan también once palas, seis motoniveladoras y otros siete camiones de distintas brigadas. Hacer entre 1.000 y 1.200 kilómetros en un solo día forma parte de la rutina. Y todo ello, indica el mismo funcionario, con una red que tiene en la nave de San Cibrao das Viñas su punto central y dispone de otros en Trives, O Barco, Viana, Verín, Xinzo y O Carballiño, que se complementan con áreas específicas y puntos intermedios de acopio para sal para atender rutas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La red provincial de carreteras consumió más de 300 toneladas de sal en cuatro días