Patata 3.0, del campo a la cocina

Una empresa de A Limia comercializa por Internet el tubérculo


ourense / la voz

La patata de A Limia acaba de dar un salto firme al siglo XXI. O por lo menos una de las empresas que comercializa el producto estrella de la comarca. Patatas Ama comenzó este mes una aventura tecnológica que consiste en la venta electrónica del producto. En comercializarlo del campo al consumidor, sin intermediarios ni comisiones. «A idea xurde pensando en que a pataca da Limia chegue de forma directa. Ás veces cando vas a outra cidade no mes de agosto atopas patacas de Xinzo, cando aquí están en plena flor», explica Amador Díaz Penín, uno de los propietarios de la empresa. No en vano, subraya, muchas veces se encuentran patatas envasadas en Xinzo siendo otro el origen del producto. «Pola terra que temos e pola climatoloxía, a pataca de Xinzo consérvase moi ben e ata máis tarde que calquera outra. E é de moi alta calidade. Por iso temos que dignificala», dice.

Patatas Ama es la primera empresa que lanza patatas por Intenet a cualquier punto de España en 24 o 48 horas. Este servicio posibilita también el seguimiento de la evolución de la entrega del pedido en tiempo real vía móvil. Una experiencia parecida a la del mercado de las naranjas, que se encuentra en pleno auge. Este ejemplo le sirve a Amador Díaz para destacar que sería muy importante que máis empresas de A Limia se sumaran a la experiencia para convertir este posibilidad en una realidad beneficiosa para toda la comarca. «Non falo de competencia. Creo que desa maneira conseguiriamos que a pataca chegara con máis rapidez a máis puntos de España». Díaz Penín apunta que la revolución de Internet es global, aunque explica que al principio su idea no tuvo demasiados apoyos. «Pero como son una cabezota, empecei. A inversión é moita, porque hai que mercar as caixas e facer unha páxina web especial, pero ó final nós temos as patacas e vendémolas por outras vías, ¿por que non a través desta? Se son vinte caixas, son vinte. Non me preocupa que sexa un negocio que teña que arrancar xa, hai que darlle tempo. Será a longo prazo», relata.

Patatas Ama envasa en cajas de cartón de diez y veinte kilos, (blanca para cachelo y amarilla para freír). El pedido se hace a través de su página web y como mucho tarda en llegar a su destino uno o dos días, aunque Díaz explica que el último envío estaba en Barcelona en unas 13 horas. Son los primeros pasos y de momento las redes sociales y el boca a boca van abriendo mercados. «Vamos pouco a pouco, comezamos o día 16, pero estamos contentos xa que todos os que pediron, repetiron», subraya ilusionado. El único inconveniente es el transporte, que encarece el producto. «Ainda así poñemos patacas en calquera punto de España a 0,85 euros o quilo», explica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Patata 3.0, del campo a la cocina