La lactancia materna, al descubierto

Un grupo de madres ourensanas se muestra en el Paseo de la capital junto a sus hijos con el objetivo de restaurar y normalizar el amamantamiento natural


ourense / la voz

Normalizar uno de los actos más naturales de la mujer y hacerlo visible. Ese es uno de los objetivos que busca la exposición que hasta finales de este mes se puede ver en el Paseo de la capital. Fotografías a gran tamaño colocadas a la altura de la vista en las que las madres junto a sus hijos son las protagonistas. La Concellería de Saúde de Ourense está detrás de la iniciativa que se enmarca en una estrategia mundial y en un plan europeo para la protección, promoción y apoyo a la lactancia materna. El concurso, que cumple la sexta edición, utiliza la fotografía para mostrar a la sociedad ourensana la belleza del amamantamiento y presenta como modelos a las madres ourensanas.

La coordinadora de la Escola municipal de Saúde, Yolanda Colmenero, explica que en el 2007 comenzó la propuesta para revertir una realidad en la capital de la mano de una asociación de madres. «Os índices de lactancia materna eran baixísimo», explica. Desde aquel año hasta la actualidad por los talleres de lactancia y actividades relacionadas con la maternidad pasan unas 2.000 mujeres al año. Talleres mensuales, préstamo de libros y guías, servicios de extractores de leche o consultas telefónicas conforman todo un mundo que empieza a dar sus frutos. Colmenero relata que la cadena natural de transmisión de la lactancia se rompió. «Antes pasaba de xeración en xeración. Iso rompeu e agora as nais máis novas buscan información doutras nais ou de lugares como o noso. Aquí falan entre elas, xúntanse cos bebés e notamos que aumenta a súa autoestima», subraya. Normalizar el acto en sí es el objetivo principal. Poder amamantar a un bebé sentada en un banco, en una cafetería o en el lugar del trabajo, asegura, debe convertirse en un acto normal y cotidiano. Y queda mucho por hacer.

Yolanda Colmenero asegura que con la exposición del Paseo se busca impactar, pero también advierte de que poco a poco los habituales de esta zona dejan de prestar atención. Sin embargo, dice: «Hay mucho camino que andar». Como dato subraya que el 80 % de las mujeres que comienzan amamantando lo dejan pasado un mes. «Non é debido á incomodidade que senten no seu propio corpo, xa que pasado o primeiro mes, elas habitúanse. É máis polo que ven ó seu redor. Hai persoal sanitario que aconsella cambiar a outra alimentación para que a muller non teña ningunha queixa, porque hai empresas que vende complementos para o leite ou pola venda de tetinas e moitos máis aparellos. O mercado é demasiado forte», explica. En este sentido, Yolanda Colmenero subraya que hasta los dos años de edad resulta aconsejable que los hijos se alimenten de la leche de la madre. Ver a la mujer en actitud de amamantar en plena la calle es el primer paso. Y percibirlo como algo natural, el segundo. Muchas jóvenes madres ourensanas han dado el paso y decoran el Paseo sin rubor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La lactancia materna, al descubierto