«Denuncias hay todos los días, con maltrato físico y sobre todo psicológico»

Ana Delgado, fiscal de violencia de género, valora la situación actual

r. n.
ourense / la voz

En una semana en la que la violencia machista ha sacudido a la sociedad gallega, la fiscal ourensana Ana Delgado (sustituta en funciones del fiscal de violencia de género Julián Pardinas) analiza la situación y da su punto de vista acerca del peor repunte de en lo que va de año: «Denuncias hay todos los días, con maltrato físico y sobre todo psicólogico».

Hubo un tiempo en el que la violencia hacia las mujeres se consideraba como un síntoma de falta de nivel cultural, llegando a señalarse que los agresores eran personas de clase social baja. El tiempo y la realidad han dinamitado esos estereotipos y una de las certezas actuales es que la violencia es transversal: no entiende ni de edades, ni de clases o grupos sociales. Respecto a esta circunstancia, Ana Delgado tiene clara una cosa: «En muchos supuestos están presentes el alcohol y las drogas. Muchas mujeres que sufren maltrato continuado piden que se ingrese a sus maridos para tratar sus adicciones».

En cuanto a la posibilidad de que existan denuncias falsas, la fiscal no tiene dudas: «Normalmente no hay ninguna razón para dudar del testimonio de una mujer maltratada, a no ser que veas que actúa por una conveniencia suya que se ponga muy de manifiesto. En todos estos años no recuerdo ningún supuesto». De este modo, considera que las denuncias falsas serían una excepción en los procesos iniciados por maltrato.

Perfiles

En Ourense la violencia machista se concentra en mujeres de 25 a 35 años, pero la fiscal advierte que cuantos más mayores, más aguante. «Llevan años casadas, tienen hijos y cargas familiares. Esto es algo que pesa mucho a la hora de separarse. En cambio si eres más joven, es más fácil denunciar, aunque siempre es una situación muy dura», concluye.

A pesar de las dificultades y del miedo es necesario romper el silencio. La denuncia es el primer paso para salir de la espiral de violencia. Y es que los malos tratos son un problema que muchas veces permence oculto. «Claro que hay más casos de violencia de género de los que se denuncian, estoy convencida. Existen muchos supuestos de mujeres que han sido asesinadas por sus parejas o exparejas y no constaba denuncia previa. Aquí podemos suponer que la mujer llevaba años sufriendo malos tratos».

Las ventajas para mujeres inmigrantes generan controversia a la hora de valorar cada caso, pero Ana Delgado resuelve la sospecha aclarando que «hay veces que los hombres denunciados alegan que todos los hechos son mentira, que lo único que quiere la mujer es la nacionalidad española o una ayuda económica, pero son meras alegaciones. No tenemos ninguna prueba de que eso sea así y no tenemos tampoco por qué dudar de las manifestaciones de una mujer que dice que es maltratada».

«Ourense es una ciudad pequeña y se supone que la violencia aumenta o disminuye según la población, pero de todos modos no creo que estemos en el podio de la estadística», afirma Ana Delgado.

Votación
3 votos

«Denuncias hay todos los días, con maltrato físico y sobre todo psicológico»