El arzobispo de Belcastro, José Rodríguez Carballo, se mantiene fiel a su Lodoselo natal

.

Ourense

No importa cuán altas sean sus resposabilidades. José Rodríguez Carballo siempre encuentra un hueco para visitar su Lodoselo natal y saludar a sus vecinos. El arzobispo de Belcastro, ministro general de la Orden de los Frailes Menores (Franciscanos) y secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, ha cambiado por unas jornadas los pasillos y despachos del Vaticano por los caminos del pueblo que le vió nacer y en el que le siguen esperando cada verano familiares y amigos. El padre José Carballo presidió la celebración de esta pequeña localidad del municipio de Sarreaus, como viene haciendo en los ultimos años y en su homilía tuvo un recuerdo para las víctimas de conflictos armados y pidió la paz en Oriente Medio.

Votación
6 votos

El arzobispo de Belcastro, José Rodríguez Carballo, se mantiene fiel a su Lodoselo natal