El arzobispo de Belcastro, José Rodríguez Carballo, se mantiene fiel a su Lodoselo natal


Ourense

No importa cuán altas sean sus resposabilidades. José Rodríguez Carballo siempre encuentra un hueco para visitar su Lodoselo natal y saludar a sus vecinos. El arzobispo de Belcastro, ministro general de la Orden de los Frailes Menores (Franciscanos) y secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, ha cambiado por unas jornadas los pasillos y despachos del Vaticano por los caminos del pueblo que le vió nacer y en el que le siguen esperando cada verano familiares y amigos. El padre José Carballo presidió la celebración de esta pequeña localidad del municipio de Sarreaus, como viene haciendo en los ultimos años y en su homilía tuvo un recuerdo para las víctimas de conflictos armados y pidió la paz en Oriente Medio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

El arzobispo de Belcastro, José Rodríguez Carballo, se mantiene fiel a su Lodoselo natal