La provincia esquiva la crisis al diseñar su calendario festivo

Cientos son las propuestas de ocio para los dos próximos meses

<span lang= es-es >Monterrei presume de vinos</span>. El segundo fin de semana de agosto, en Verín disfrutan la Feira do VIño de la denominación de origen.
Monterrei presume de vinos. El segundo fin de semana de agosto, en Verín disfrutan la Feira do VIño de la denominación de origen.

O barco / la voz

Sufrieron los recortes de la crisis. Los siguen sufriendo. «Mellor quitar festas que quitar servizos», justificaba Ventura Sierra, el alcalde de Vilariño de Conso, para dejar de sufragar la Festa do Cabrito con dinero de las arcas municipales. Pero fueron resistiendo y, de nuevo, un verano más, los carteles anunciando verbenas, actuaciones, degustaciones, festivales y demás vuelven a copar paredes y otros espacios públicos en los que buscar visibilidad. Y no es solo que resistan. Este año en el calendario festivo, el abultado calendario de la provincia, incluso se cuelan nuevas propuestas.

Empieza mañana una semana que rematará el jueves con el inicio de un largo fin de semana en los que el barrio ourensano de A Ponte y Petín, entre otros, honrarán al patrón. Y habrá misas y procesiones, pero también mucha música con orquestas para pasar la noche. Será la forma de ir despidiendo un mes que, tras pasar por el certamen de bandas de gaitas de Manzaneda (el 27), dará paso a agosto, el mes de las vacaciones y de las fiestas varias.

Abrirá el día 2 la Festa das Covas de Vilamartín de Valdeorras, seguirá Celanova con la Ramallosa, y Avión esperando el San Roque. Hacia el 9, A Rúa vivirá sus festejos de verano, de carácter pagano en el que la única excusa para organizarlos es pasarlo bien; mientras que en Allariz apuestan por las citas etnográficas con el ciclo del pan como protagonista. Es también el Entroido de Verán en Trives. Llegado el 15, ecuador y festivo con romerías a cientos, destacarán las fiestas patronales de Viana do Bolo, y la Bacofesta que se han inventado en A Rúa para cubrir un fin de semana que por tradición vivía la Feira do Viño.

Seguirá el mes el Esquecemento en Xinzo de Limia, con su vuelta al pasado romano; mientras que la Istoria de Ribadavia mantendrá (ya para el 30) el calendario en el medievo. En septiembre cerrarán el calendario O Barco de Valdeorras, A Pobra de Trives y O Carballiño festejando a sus patronos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La provincia esquiva la crisis al diseñar su calendario festivo