Dos meses de prisión para un trabajador de Fenosa por un incendio forestal

la voz

Ni fue un incendio de grandes dimensiones, ni hubo daños personales, pero un fuego que se produjo el 29 de agosto del 2009 en el paraje de Mandrás, en Celanova, ha dado lugar a que un jefe de mantenimiento de Unión Fenosa sea condenado a dos meses de prisión. El imputado, Juan José Coiradas, de 43 años, aceptó ayer la condena después de que el fiscal rebajase su petición inicial, que era de diez meses, tanto para este empleado directo de Unión Fenosa como para otro acusado, Ángel Álvarez, de 47 años, que era el responsable de mantenimiento de la zona de Celanova, subcontratado a otra empresa.

El ministerio público censuró desde el primer momento la «omisión de las más elementales normas de cuidado en el sistema de mantenimiento de las redes eléctricas». Aquella situación facilitó que que los cables entrasen en contacto con la vegetación y se produjera un incendio que afectó a una hectárea de terreno, monte bajo en su práctica totalidad.

Los gastos de extinción no alcanzaron ni los mil euros, si bien los dos acusados deberán indemnizar a la Xunta con 819 euros.

Los propietarios de las fincas afectadas renunciaron al ejercicio de acciones civiles y penales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Dos meses de prisión para un trabajador de Fenosa por un incendio forestal